Cáncer de pulmón: de 20 a 40 años para desarrollarlo

El cáncer de pulmón causado por el cigarrillo tarda de 20 a 40 años en alcanzar una etapa clínicamente detectable. Durante esta larga latencia, las células cancerosas acumulan innumerables mutaciones distintas que las hacen casi invencibles una vez que maduran.

Contrariamente a lo que muchos piensan, el cáncer no es una enfermedad devastadora que aparece de la noche a la mañana. Incluso con una sustancia cancerígena tan potente como el humo de un cigarrillo, pueden pasar varias décadas desde el momento en que la primera mutación cancerosa se aloja en el ADN de las células pulmonares hasta que aparece una masa cancerosa.

Por ello, tantas personas fumaron entre los decenios de 1950 y 1970, pues no hubo efectos nocivos aparentes a corto plazo; los fumadores simplemente no podían sospechar que la exposición continua de sus pulmones al tabaco aumentaría su riesgo de cáncer 20 a 40 años más tarde.

Actualmente se observa un fenómeno similar entre las mujeres, cuya tasa de tabaquismo ha aumentado considerablemente desde el decenio de 1970; 40 años después, el cáncer de pulmón se ha convertido en la tercera causa de muerte por cáncer en esta población.

Por lo tanto, debemos ver el cáncer como una enfermedad crónica que permanece silenciosa e indetectable durante muchos años, pero que sin embargo continúa su lenta pero inexorable progresión dentro del cuerpo durante todo ese tiempo.

El cáncer de pulmón es una combinación de varios cánceres…

Los resultados de un importante estudio permiten comprender mejor la cascada de acontecimientos que intervienen en esta larga evolución del cáncer de pulmón provocado por los cigarrillos. Gracias a las nuevas técnicas de secuenciación del genoma humano a gran escala, un equipo de científicos ha logrado comparar las secuencias de ADN en cánceres de pulmón tomados de pacientes (fumadores, ex fumadores y no fumadores).

Además, para examinar la evolución de las células cancerosas dentro del pulmón, cada tumor se dividió en 25 regiones anatómicas diferentes y se analizó la secuencia de ADN de las células cancerosas presentes en cada una de estas regiones.

Este colosal trabajo ha permitido a los científicos observar enormes diferencias en la composición genética de los diferentes tumores. Primero confirmaron que las primeras mutaciones cancerígenas causadas por las toxinas del tabaco aparecen muy pronto; pero que estas células mutadas permanecen latentes e indetectables durante varios años. Sólo después de la adquisición de una perturbación genética adicional, estas células cancerosas se vuelven invasivas; pudiendo crecer hasta formar una masa tumoral clínicamente detectable.

Esta expansión es mucho más caótica de lo que se pensaba; los científicos han observado que cada región de los tumores muestra diferentes defectos genéticos. Esto significa que cada cáncer de pulmón avanzado es un conjunto de tumores genéticamente distintos, cada uno de los cuales ha evolucionado a su manera.

En otras palabras…

Una masa cancerosa que aparece en el pulmón de un fumador después de 30 ó 40 años de fumar no es un solo cáncer; es una combinación de varios cánceres diferentes, cada uno de los cuales contiene varios millones de células completamente degeneradas.

Esta gran heterogeneidad genética explica que el cáncer de pulmón siga siendo uno de los cánceres más difíciles de tratar eficazmente; con una de las tasas de supervivencia más bajas.

Sustituto de la nicotina, cigarrillo electrónico, obtener ayuda para dejar de fumar
Sólo a través de la prevención podremos hacer verdaderos progresos en la lucha contra el cáncer de pulmón. Y esta prevención implica necesariamente dejar de fumar o, mejor aún, reducir el número de personas que empiezan a fumar durante la adolescencia.

Aunque es muy difícil dejar de fumar, millones de personas han logrado hacerlo en los últimos años; y los sustitutos de la nicotina, los agentes farmacológicos o los cigarrillos electrónicos pueden ayudar realmente a los que quieren dejar de fumar.

También te puede interesar leer: La apnea del sueño y el cáncer: factor de riesgo y progresión

 

Fuentes:

Torre LA et coll. Global cancer statistics, CA Cancer J Clin ; 65: 87-108.

De Bruin EC et coll. Spatial and temporal diversity in genomic instability processes defines lung cancer evolution. Science 346: 251-6.