Salud

Cáncer de próstata: síntomas a tener en cuenta, factores que hay que evitar

Se dice que el cáncer de próstata es «silencioso» porque provoca pocos síntomas en sus primeras fases. Por eso es importante estar atento a los primeros signos y buscar ayuda en cuanto tengas alguna duda. Varios factores predisponen a su aparición, otros pueden ayudarte a reducir los riesgos… aplícalos a partir de los 50 años.

Aproximadamente uno de cada nueve hombres será diagnosticado de cáncer de próstata a lo largo de su vida. El riesgo de desarrollar cáncer de próstata es mayor en los hombres mayores de 65 años. La edad es, en efecto, el factor de riesgo más importante, pero no el único, para el desarrollo del cáncer de próstata. Otros factores genéticos y de estilo de vida importantes que pueden aumentar el riesgo son: los antecedentes familiares de cáncer, el tabaquismo, la obesidad, la inactividad física, la mala alimentación y la exposición a determinados tóxicos.

Se recomienda a todos los hombres de más de 50 años que acudan regularmente al médico para la detección precoz de este cáncer. Cuando el cáncer se detecta a tiempo, existen muchos tratamientos complementarios/alternativos que pueden utilizarse junto con los tratamientos estándar del cáncer, que son muy eficaces. Entre ellos se incluyen enfoques naturales como cambios en la dieta, ejercicio, yoga, acupuntura y gestión del estrés.

Los primeros síntomas más comunes del cáncer de próstata

El cáncer de próstata se conoce a veces como una enfermedad «silenciosa» porque en las primeras fases, que pueden durar años, el tumor de la glándula no es lo suficientemente grande como para causar síntomas como el dolor. No todos los hombres a los que se les diagnostica la enfermedad presentan señales de advertencia o síntomas perceptibles que les alerten del problema. Precisamente por ello, los expertos consideran que el cribado del cáncer de próstata es tan importante y puede salvar vidas.

Los síntomas más comunes del cáncer de próstata en los hombres son:

Dificultad para orinar normalmente:

Esto puede incluir una sensación de ardor o dolor, dificultad para iniciar y mantener un flujo constante de orina, flujo de orina deficiente, pérdida de orina, necesidad/deseo de orinar con más frecuencia, micción excesiva por la noche o retención urinaria (no poder orinar).

Problemas sexuales:

Disfunción eréctil (dificultad para conseguir o mantener una erección), eyaculación dolorosa o disminución de la cantidad de líquido eyaculado.

  • Sangre en la orina (hematuria) o en el semen.
  • Presión o dolor en la ingle y el recto.
  • Dolor o rigidez en la parte baja de la espalda, las caderas, la pelvis o los muslos. El cáncer de próstata puede causar dolor pélvico y de espalda porque la próstata agrandada/inflamada puede comprimir los nervios.

Qué hacer para prevenir el cáncer de próstata

Para reducir el riesgo de cáncer de próstata y reducir los síntomas del mismo, puede: seguir una dieta antiinflamatoria (mediterránea), hacer ejercicio, evitar los medicamentos de riesgo o los suplementos como el calcio, dejar de fumar y controlar el estrés.

Una vez declarada y tratada la enfermedad, se pueden poner en práctica formas naturales para ayudar a sobrellevar el tratamiento del cáncer de próstata, como por ejemplo: la gestión del estrés con prácticas mente-cuerpo: meditación, sofrología, unirse a un grupo de apoyo, cuidarse con una dieta saludable y ejercicios, hablar con un terapeuta.

También puede interesarle leer: ¿Cuál debería ser mi nivel de colesterol a mi edad y cómo puedo reducirlo?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.