CÁNCER DE PRÓSTATA: LA MEDICINA REDUCE EL RIESGO DE MUERTE 59%

Un estudio realizado por el Instituto Gustave Roussy revela que un fármaco en desarrollo ha sido particularmente eficaz en el tratamiento del cáncer de próstata, reduciendo significativamente el riesgo de metástasis y muerte en los pacientes.

Nueva esperanza para los hombres con cáncer de próstata que se han vuelto resistentes a la terapia hormonal. Un estudio realizado por el Instituto Gustave Roussy y publicado en el New England Journal of Medicine el 14 de febrero de 2019 revela que un nuevo medicamento prolongaría la vida de estos pacientes al reducir en un 59% el riesgo de metástasis o de la muerte.

Tratar los tumores resistentes a las hormonas antes de que hagan metástasis.

Actualmente en desarrollo, la darolutamida es un inhibidor del receptor de andrógenos, que desempeña un papel en la propagación del cáncer de próstata. ¿Su especificidad? Capacidad para tratar tumores resistentes a las hormonas antes de que hagan metástasis. Hasta ahora, los pacientes que ya no respondían a la terapia hormonal tenían que esperar hasta que la enfermedad empeorara para recibir un nuevo tratamiento adecuado a su condición.

El estudio, realizado en 409 centros en 36 países alrededor del mundo, siguió a 1509 hombres con cáncer de próstata no metastásico que se volvieron resistentes al tratamiento hormonal convencional de 2014 a 2018. Su riesgo de metástasis fue alto. Un grupo de pacientes recibió darolutamide (dos tabletas de 300 mg dos veces al día), mientras que se administró placebo a otros.

Tratamiento con darolutamida: una ganancia de 2 años sin metástasis.

Resultados: el riesgo de metástasis o muerte se redujo en un 59% en pacientes tratados con darolutamida. Este grupo también tuvo una supervivencia media sin metástasis de 40.4 meses, en comparación con 18.4 meses en los que recibieron placebo. «El beneficio general para los pacientes es una ganancia de casi dos años más sin propagación de la enfermedad», dice el profesor Karim Fizazi, director del estudio. Además, todos los pacientes parecen beneficiarse por igual, no no hay subgrupos «.

Otra ventaja importante es que la darolutamida es generalmente bien tolerada y presenta solo unos pocos efectos secundarios. Es principalmente fatiga (12% de los pacientes), dolor (9%), diarrea (7%) e hipertensión (7%). El tratamiento, que debería estar sujeto a más pruebas, es por lo tanto prometedor.

Cáncer de próstata: tratamientos que dependen de la etapa del tumor.

Los tratamientos para el cáncer de próstata difieren según la extensión del tumor. Por lo tanto, el Instituto Nacional del Cáncer (INCa, por sus siglas en inglés) explica que, para los cánceres de próstata localizados de bajo riesgo, el tratamiento puede consistir en una monitorización simple, una prostatectomía total «con o sin disección de ganglios linfáticos», braquiterapia o radioterapia externa. Para los cánceres de próstata localizados de riesgo intermedio, la elección será entre la prostatectomía total, la radioterapia externa «complementada o no con terapia hormonal» y la braquiterapia. Finalmente, cuando el cáncer está avanzado o metastásico, la radioterapia y la terapia hormonal son los tratamientos de referencia.