Aproximadamente 1 de cada 75 mujeres será diagnosticada con cáncer de ovario en algún momento de su vida. Entre las mujeres de 35 a 74 años, el cáncer de ovario es la quinta causa de muerte relacionada con el cáncer. Los primeros síntomas deberían alertarle. Algunas acciones naturales de prevención pueden ayudar a reducir el riesgo y a vivir mejor con los tratamientos.

En sus primeras etapas, el cáncer de ovario puede no causar síntomas notorios. El cáncer de ovario avanzado tiene más probabilidades de causar síntomas, pero éstos suelen denominarse «síntomas inespecíficos» que pueden atribuirse falsamente a otros problemas de salud.

Los síntomas del cáncer de ovario generalmente incluyen dolor pélvico, hinchazón, estreñimiento y aumento de la cantidad de orina.  Más del 90% de las mujeres con cáncer de ovario que son tratadas en las primeras etapas de la enfermedad sobrevivirán por lo menos cinco años. El tratamiento del cáncer de ovario puede incluir quimioterapia, radiación y una o más cirugías. Los remedios naturales como una dieta saludable, el descanso y el control del estrés también pueden ayudar a las mujeres a recuperarse y a controlar los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer.

Síntomas de cáncer de ovario

Los síntomas del cáncer de ovario pueden ser leves y poco claros al principio, pero generalmente se vuelven más intensos y notorios a medida que la enfermedad avanza.

Los síntomas más comunes del cáncer de ovario incluyen:

  • Distensión en la zona abdominal
  • Dolor pélvico o aumento de la presión y la tensión en el abdomen
  • Aumento de la micción o sensación de necesidad de orinar urgentemente
  • Dificultad para comer, pérdida de apetito y a veces pérdida de peso.
  • Fatiga
  • Problemas digestivos, incluyendo estreñimiento, gases, malestar estomacal o acidez estomacal.
  • Dolor de espalda
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Períodos irregulares

Prevención del cáncer de ovario a través de la alimentación

Las mujeres que consumen una dieta rica en antioxidantes, rica en legumbres y otros alimentos vegetales aumentan la protección contra el cáncer de ovario (y también contra otros tipos de cáncer) y pueden recuperarse más fácilmente.  En un estudio conocido como la Cohorte Sueca de Mamografía, un mayor consumo de vegetales (≥ 3 porciones/día) comparado con un bajo consumo (< 1 porción/día) se asoció con un 39% menos de riesgo de desencadenar un cáncer de ovario.

Coma al menos el equivalente a 2 tazas de frutas y verduras todos los días, concentrándose en una amplia variedad de frutas y verduras de diferentes colores. Las verduras que proporcionan antioxidantes flavonoides parecen ser particularmente protectoras contra el cáncer de ovario.

Los mejores alimentos contra el cáncer para incluir en su alimentación:

  • Hortalizas de hoja verde como la col rizada y las espinacas
  • Vegetales marinos (algas)
  • Hierbas y especias como la cúrcuma, el jengibre, la albahaca, el perejil o el orégano
  • Ajo crudo
  • Cítricos, bayas, manzanas y peras, kiwi, coco, higos y dátiles.
  • Champiñones, zanahorias, remolacha, tomates y pimientos, alcachofas, guisantes, calabazas, coles de Bruselas, nabos, batatas…
  • Las verduras crucíferas como el brócoli y la coliflor
  • Carnes orgánicas, alimentadas con hierba o pasto.
  • Peces como el salmón, la caballa, las sardinas o el arenque
  • Té verde
  • Cacao
  • Aceite de oliva y de coco
  • Aguacate
  • Frijoles y legumbres, como frijoles negros, lentejas, garbanzos, etc.
  • Nueces: como almendras o nueces, semillas de lino y
  • 100% de granos enteros: como quinoa, arroz integral, trigo sarraceno y copos de avena.

Prevención del cáncer de ovario

Además, aquí hay algunas formas naturales de ayudar a prevenir el cáncer de ovario y controlar los síntomas durante el tratamiento

  1. comer una alimentación saludable
  2. centrarse en la relajación
  3. revisiones regulares por un ginecólogo
  4. Lactancia materna
  5. Evitar la exposición a las toxinas
  6. limitar el alcohol/tabaco

También puede interesarle leer: 4 actividades físicas que reducen el dolor de espalda