Los beneficios de la Dieta Mediterránea sobre el riesgo de cáncer colorrectal son bien conocidos. Sin embargo, era difícil aislar los alimentos protectores específicos. Un nuevo estudio sugiere el papel del pescado, las frutas y un menor consumo de bebidas azucaradas.

Menos cáncer colorrectal con la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es conocida por su efecto cardioprotector. Menos conocido es su papel beneficioso en la reducción de la incidencia de ciertas formas de cáncer, incluyendo el cáncer colorrectal. En el 19º Congreso Mundial sobre Cáncer Gastrointestinal de la Sociedad Europea de Oncología Médica, celebrado en Barcelona, los investigadores israelíes presentaron los resultados de un estudio que ha seguido a 808 adultos de entre 40 y 70 años. Los voluntarios se dedicaron a la detección de pólipos intestinales o a la colonoscopia. No se consideraron de alto riesgo de cáncer colorrectal y completaron un frecuente cuestionario sobre la dieta. El objetivo era ver si el cumplimiento de la dieta mediterránea reducía el riesgo de pólipos avanzados (un signo de cáncer colorrectal avanzado) y en qué medida ciertos alimentos estaban implicados en esta relación.

3 opciones prioritarias: comer fruta, pescado y beber menos azúcar

Primera observación: en comparación con las personas con colonoscopias negativas, las que tienen pólipos avanzados declararon menos componentes de la dieta mediterránea en sus platos (1,9 componentes frente a 4,3).

Segunda observación: la relación es dosis-dependiente. Cuanto más aumenta el número de componentes de la dieta mediterránea, más disminuye la proporción de pólipos avanzados. Por último, después de ajustar otros factores de riesgo de cáncer colorrectal (incluidos otros alimentos), los resultados indican que la combinación «pescado + fruta + bajo consumo de bebidas azucaradas» es la mejor actitud preventiva. De hecho, esta combinación por sí sola reduce el riesgo de pólipos avanzados en más de un 30%. Los autores investigarán ahora si estos resultados se asocian con una reducción de la mortalidad y si también son verdaderos en personas con alto riesgo de cáncer colorrectal.

También puede interesarle leer: Enfermedad de Crohn: la vitamina D reduce la expresión de la enfermedad