Cáncer colorrectal ¿cómo sobrevivir a él con aspirina?

Un importante estudio europeo muestra que el consumo regular de aspirina duplica la probabilidad de sobrevivir a varios cánceres gastrointestinales, en particular el cáncer colorrectal.

La detección precoz y una mejora significativa de la eficacia del tratamiento, significa que cada vez más pacientes sobreviven al cáncer. Dos tercios de las personas actualmente afectadas por el cáncer seguirán vivas más de cinco años después del diagnóstico; a nivel mundial, se estima que el número de supervivientes del cáncer alcanzará casi 70 millones en 2050.

Estas estadísticas son buenas noticias, pero debemos darnos cuenta de que la guerra no está completamente ganada; los supervivientes de muchos tipos de cáncer siguen teniendo un alto riesgo de volver a ser afectados por la enfermedad durante su vida. Estas reincidencias son muy peligrosas porque los cánceres que reaparecen, a veces décadas más tarde. Suelen ser incluso más agresivos y resistentes al tratamiento que los cánceres originales y son responsables de la mayoría de las muertes por esta enfermedad.

Por lo tanto, para ganar la guerra contra el cáncer, no sólo debemos ganar la primera batalla cuando la enfermedad estalla; sino también seguir descubriendo nuevas formas de evitar que reaparezca unos años después.

¿Pueden la dieta y el ejercicio ayudar a combatir el cáncer?

La buena noticia es que sí lo hacen. Estudios han demostrado que los factores del estilo de vida que previenen el desarrollo de la mayoría de los cánceres también pueden evitar su reaparición. Así que lo primero que deben hacer los supervivientes de cáncer es adoptar, lo mejor posible, las recomendaciones de lucha contra el cáncer; en particular cambiar su dieta y hacer ejercicio regularmente. Estas dos recomendaciones se reconocen cada vez más como componentes esenciales del tratamiento de la recidiva del cáncer.

75% de probabilidad de sobrevivir al cáncer colorrectal con aspirina

Además del estilo de vida, hay pruebas recientes que indican que el uso de la aspirina también puede ayudar a reducir el riesgo de recurrencia. En una revisión de los registros médicos de 13.715 pacientes con cáncer del sistema gastrointestinal (principalmente cáncer colorrectal y esófago), los científicos holandeses descubrieron que las personas que utilizaban regularmente aspirina después de su diagnóstico de cáncer tenían el doble de probabilidades de sobrevivir a la enfermedad cuatro años más tarde.

En general, el 75% de los pacientes con aspirina sobrevivieron (853 de 1138 pacientes) en comparación con el 42% en el grupo de control (5282 de 12.577 pacientes). Este efecto beneficioso se observó en todos los cánceres digestivos, en particular los de colon y recto, con la excepción de los pacientes de cáncer de páncreas que no se beneficiaron del tratamiento. Se están realizando ensayos clínicos aleatorios en los que se compara el efecto de la aspirina con el de un placebo, que deberían confirmar el potencial preventivo de esta droga.

La aspirina reduce el riesgo de recaída

Entre los mecanismos responsables de este efecto protector de la aspirina que se han dilucidado, se propone como determinante el efecto antiplaquetario de este antiinflamatorio. Los estudios han demostrado que las células cancerosas residuales que han sobrevivido al tratamiento pueden «esconderse» del sistema inmunológico adhiriéndose firmemente a las plaquetas presentes en grandes cantidades en la sangre.

Al impedir que las plaquetas se aglutinen, la aspirina podría destruir este «escondite» y el consumo de aspirina podría contribuir a reducir el riesgo de reincidencia, permitiendo a las células inmunitarias eliminar estas células tumorales y evitar el desarrollo de reincidencias.

No tome aspirinas de forma regular sin asesoramiento médico.

Hasta que se confirmen los efectos protectores de la aspirina, los pacientes en remisión del cáncer que deseen añadir aspirina a su rutina diaria deben consultar con su médico tratante antes de tomar medidas, especialmente si nunca antes han tomado aspirina. Aunque la aspirina es un fármaco económico de venta libre que generalmente se tolera bien, puede tener efectos secundarios importantes (incluida la hemorragia gastrointestinal) y, como ocurre con todos los fármacos, se debe tener cuidado.

 

Fuente:

Frouws M et coll. Aspirin and gastro intestinal malignacies, improved survival not only in colorectal cancer. European Cancer Congress.