Cambios en la alimentación: consejos para perder peso saludablemente

Cuando se trata de perder peso y adelgazar todos queremos saber la fórmula mágica, pero lo cierto es que no la hay. Las dietas van acompañadas de reglas estrictas que sólo se cumplen a largo plazo, por lo tanto, las personas con poca paciencia, suelen dejarlas a medias y recuperan los kilos perdidos rápidamente. Sin embargo, expertos de la universidad de Oxford publicaron el año pasado un estudio donde analizaron la causas de la perdida de motivación en las dietas, y que sirvió de base para un artículo que se publicó el mes pasado en el British Journal of Health Psychology. En él, describen 53 pasos efectivos para perder peso saludablemente, a través de cambios en la alimentación.

A continuación mostraremos 10 de estos 53 consejos, que se relacionan con cambios en la alimentación, para lograr el peso ideal que estás buscando.

  1. Utiliza platos más pequeños.

Al utilizar platos considerablemente grandes, no tienes en cuenta las calorías adicionales que estás consumiendo, por lo que es mucho más probable que lo llenes en exceso.

Cambiarse a un plato más pequeño es clave para controlar la alimentación y perder peso.

  1. Cortar la comida en trozos pequeños

Según el estudio, si cortas la comida en trozos más pequeños, estás engañando tu cerebro, aumentando el número de mordiscos y haciéndole creer que estás comiendo más de lo que realmente es.

  1. Comer más deprisa

Según los expertos de Oxford, debes limitar el tiempo de la comida a 20 minutos máximo, ya que este es el tiempo promedio que le toma a tu cerebro lograr a sensación de plenitud y así evitar excesos.

  1. Detente antes de que estés lleno

Los expertos definen el término “Saciedad sensorial específica” como la plenitud que sentimos después de comer uno o varios alimentos en específico, pero siempre hay espacio para comer algo diferente, como el postre por ejemplo.

Por lo tanto recomiendan no llegar hasta este nivel de saciedad, para que siempre te quede espacio para un bocado de postre.

  1. Huele tu comida

Muchas investigaciones han asegurado que oler tu plato durante 2 minutos antes de comer, puede disminuir el antojo de comer. Asegúrate de hacerlo para evitar que te apresures a comer desenfrenadamente o que comas demasiado.

  1. Mastica cada bocado al menos 20 veces

Aunque suene a mito, los expertos dicen que masticar bien y por mucho tiempo puede ayudar a lograr una sensación de saciedad mucho antes. Los estudios han demostrado que tragar demasiado rápido sin haber masticado lo suficiente le quita al cerebro la oportunidad de procesar la señal de que estas comiendo, lo que lleva a excesos.

  1. Bebe medio litro de agua antes de cada comida

Beber medio litro de agua antes de cada comida podría ayudar a reducir la grasa en la barriga y por ende a perder peso. Un artículo en la revista Clinical Nutrition Research demostró que beber agua antes de una comida reduce el consumo de calorías.

  1. Limita el consumo de alcohol

Las bebidas alcohólicas contienen muchas calorías, un vaso de vino tinto contiene hasta 125 calorías, una cerveza 250 calorías y un gin-tonic unas 170 calorías. Por lo que se recomienda limitar el consumo de alcohol para perder peso.

  1. Come sólo tres veces al día

Intenta comer siempre las mismas 3 comidas diarias, por ejemplo, desayuno, almuerzo y cena. Los aperitivos entre comidas dan lugar a un aumento de calorías.

  1. No comer después de 8:00 p.m.

Otro de los cambios en la alimentación que los expertos aconsejan, es evitar el consumo de comidas y bebidas con altas concentraciones de calorías después de las 8:00 p.m. ya que el cerebro está demasiado cansado para enviar la orden al estómago de procesar la comida.

También te puede interesar leer: Perder peso comiendo fruta: una forma saludable de estar en forma