Salud

Cálculos biliares: conocer las causas y los síntomas

Los cálculos biliares afectan a alrededor del 10% de la población adulta en Europa. Esta condición afecta principalmente al grupo de edad de 50-60 años. Después de los 80 años, el 60% de las personas se ven afectadas. Parece que las mujeres resultan más perjudicadas que los hombres. Por extraño que parezca, los períodos previos a la menstruación constituyen el momento en que los cólicos hepáticos son más comunes.

Las principales causas de los cálculos biliares

Los cálculos biliares se deben principalmente a la precipitación del colesterol en la vesícula biliar o en los conductos biliares. Esto sucede cuando el hígado produce bilis sobresaturada de colesterol. El colesterol es poco soluble en la bilis, por lo que se forman cristales de colesterol. Hay diferentes causas para que la concentración de colesterol en la bilis sea demasiado alta. Las causas o factores de riesgo incluyen la dieta, la obesidad, el alcohol, el estrés, ciertos medicamentos.

– La obesidad y el sobrepeso son la fuente de muchas enfermedades metabólicas. La disminución del peso, cuando se tiene sobrepeso, es un factor favorable para reducir la frecuencia de los cálculos biliares. El cuerpo funciona mejor.

– Una dieta hipercalórica y demasiado grasosa lleva a una concentración sanguínea demasiado alta en colesterol. Las grandes comidas desencadenan ataques al hígado.

– Los medicamentos que pueden causar cálculos biliares incluyen estrógenos, anticonceptivos orales o medicamentos que disminuyen el colesterol (utilizados para tratar el colesterol).

– El alcohol tomado en cantidades demasiado grandes y de manera crónica puede deteriorar el funcionamiento del hígado causando cirrosis. Un hígado que no funciona correctamente producirá bilis sobrecargada y de mala calidad, que es la razón del desarrollo de cálculos biliares.

¿Cómo sabes si tienes cálculos biliares?

Los cálculos biliares que se encuentran en la vesícula biliar no suelen causar dolor ni síntomas. Es por eso que a menudo pasan desapercibidos. Sin embargo, su migración a los conductos biliares puede ir acompañada de síntomas característicos y violentos y durar unas pocas horas. Las crisis se producen con mayor frecuencia por la noche, después de las comidas con alto contenido de grasa. Los síntomas suelen comenzar en la parte superior del abdomen. Hay una sensación de pesadez. El dolor se intensifica y puede irradiarse al brazo, hombro y omóplato derechos.

También puede interesarle leer: Síntomas de una mala salud intestinal

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.