Cálculo renal: causas, síntomas y cómo tratarlo de forma natural

Los cálculos renales o piedras en los riñones son fragmentos sólidos que se disgregan en uno o ambos riñones. Estas piezas pueden llegar a ser del tamaño de un grano de arena hasta el de una pelota de golf y se encuentran normalmente en los riñones, uréteres, vejiga y uretra.

Aunque esta enfermedad es difícil de tratar, actualmente existen múltiples tratamientos que permiten disolver los fragmentos y liberarlos a través de la orina.

Causas del cálculo renal

El cálculo renal se forma por el exceso de calcio, oxalato y ácido úrico. Además, existen casos donde la orina es deficiente para evitar que los materiales se peguen entre sí, lo que produce la formación de cálculos.

Otros factores de riesgo que se consideran responsables de la formación de cálculo en los riñones son:

  • Deshidratación crónica. Las personas que no consumen suficiente agua a diario son propensas a sufrir de cálculos renales.
  • Agua fluorada. Consumir agua con alto contenido de fluoruro puede desencadenar esta enfermedad.
  • Consumo excesivo de bicarbonato de sodio. A pesar de que sabemos que el bicarbonato de sodio tiene múltiples beneficios, debes saber que es alto en azúcar. Además, el ácido de fósforo en la soda acidifica la orina y puede ocasionar la formación de cálculos.
  • Comer en exceso. Se ha demostrado que ser obeso o consumir más de 2200 calorías diarias puede provocar cálculos renales.
  • Deficiencia de magnesio. Si tu cuerpo contiene exceso de calcio y te falta magnesio puedes sufrir de esta enfermedad.

Síntomas de este padecimiento

Inicialmente podrías notar que padeces de cálculos renales por un dolor agudo ubicado en la parte baja de la espalda, costillas y abdomen. Sin embargo, también presentarás los siguientes síntomas.

  • Náuseas y vómitos
  • Constantes ganas de orinar
  • Fiebre y escalofríos
  • Orina constante, pero en pequeñas cantidades
  • Orina color rosa, roja o marrón y maloliente
  • Presencia de sangre en la orina
  • Dolor al orinar

Remedios naturales para combatir el cálculo renal

Si sufres de esta enfermedad podrías tratarla de forma natural con el consumo de algunos elementos.

  • Agua: es tu principal aliado para evitar y para combatir el cálculo renal. Bebe al menos 2 o 3 litros de agua al día hasta que tu orina recupere su color natural.
  • Bicarbonato de sodio: agrega un poco de esta sustancia a una taza de agua tibia y bébela dos o tres veces al día para eliminar las piedras.
  • Trébol rojo: es un diurético famoso por eliminar desechos renales.
  • Phyllanthus niruri: el nombre de esta planta significa “triturador de piedras” y efectivamente es muy útil para evitar que los cristales se adhieran y cambien su estructura y para romper los cálculos renales.
  • Bayas de enebro: es efectivo para tratar los cálculos renales o cuidar la vejiga, ya que fortalece la función renal. Pero no se recomienda en mujeres embarazadas o que sufran de alguna infección renal. Además, no deben ser consumidas por más de 4 semanas.
  • Albahaca: para usar esta planta en la disolución de piedras en los riñones debes mezclar una cucharadita de jugo de albahaca con miel cruda y tomarla diariamente durante 6 meses.

Si sospechas de la existencia de piedras en los riñones, no dudes en consultar con tu médico para que te indique un tratamiento a seguir. Es importante revisarse, ya que hay casos que han requerido hospitalización o incluso intervención quirúrgica.