Beneficios del pomelo: Rico en vitamina C y mejora la digestión

Originario de Malasia, esta fruta especial es rica en propiedades beneficiosas para la salud y la belleza.

También conocido con el nombre científico de Citrus Maxima y originario de Malasia, el pomelo es una fruta con propiedades muy interesantes. Al nombrarlo, debe mencionar primero el excelente contenido de vitamina C. Para dar algunos números, recuerde que en aproximadamente un hectogramo de pomelo hay 60 mg de ácido ascórbico. También cabe destacar el consumo de vitamina A.

Esta fruta, que fue importada a China alrededor del año 100 d.C. (hoy en día el país oriental es uno de los principales productores del mundo), se distingue también por ser una fuente de potasio, un mineral que juega un papel clave en el mantenimiento de la salud del corazón.

Entre otras razones por las que vale la pena introducir el pomelo en la dieta es mencionar la presencia de fibra, nutrientes que promueven el logro de un nivel óptimo de saciedad. También permiten optimizar los procesos digestivos y combatir el estreñimiento.

El pomelo también es adecuado para dietas bajas en calorías. Esta fruta, que llama la atención a primera vista por su tamaño y que se cuenta entre los cítricos más antiguos cultivados por el hombre, es de hecho rica en nutrientes (también proporciona vitaminas B), todos presentes en dosis relevantes para apreciar sus beneficios.

Sus propiedades han sido obviamente profundizadas por la ciencia. Entre los numerosos estudios a mencionar se encuentra este trabajo de 2019 (es una investigación realizada por equipos científicos activos en diferentes realidades científicas chinas, como la Universidad de Medicina China de Yunnan en Kuming). Los expertos en cuestión se centraron en las propiedades fitoquímicas del pomelo peel, descubriendo interesantes beneficios antiinflamatorios tanto in vivo como in vitro.

Volviendo por un momento a la composición de la fruta, también es bueno destacar la presencia de minerales como el calcio, el hierro, el sodio y el zinc. La ingesta de pomelo está contraindicada en caso de hipotensión y debe ser manejada con moderación en caso de antibióticos, ansiolíticos y medicamentos para la prevención de arritmias cardíacas. Lo mismo ocurre con la quimioterapia y los corticoides. De acuerdo con lo anterior, se recomienda comenzar a tomar pomelo sólo después de consultar a su médico.