Lo beneficios de las mascotas para la salud

La presencia de un perro o un gato pequeño se beneficia principalmente de los niños y de los ancianos.

No todo el mundo sabe que tener una mascota en casa puede ayudarnos en nuestras vidas. No hay nada mejor que dar y recibir amor, y por eso tener mascotas es bueno para la salud: aumentan los pensamientos positivos, nos hacen sentir bien con nosotros mismos y nos ayudan a reducir el estrés.

Tener un animal en el establo es un compromiso que requiere dinero, tiempo y trabajo: hay que asegurarse de que esté vacunado, sano, educado y bien alimentado. Sin embargo, el esfuerzo que implica tener mascotas no es nada comparado con los beneficios para nuestra salud, tanto física como mental.

Reduce el estrés y te hace sentir bien

Las mascotas te ayudan a concentrarte en el presente, especialmente cuando pasas tiempo con ellas, distrayéndote de pensamientos angustiosos o preocupaciones sobre el pasado o el futuro.

Además, acariciar a tu mascota estimula la liberación de oxitocina, tanto para ti como para él, y ayuda a reducir los niveles de estrés: el contacto con los animales ayuda a tu psique, aumenta la actividad cerebral y te satisface. La presencia constante, amorosa y también exigente de amigos de cuatro patas también puede ser decisiva en la lucha contra la soledad.

Te hace moverte

Un estudio reciente ha demostrado que los que tienen que cuidar a un amigo de cuatro patas, son en promedio más delgados y en la forma de aquellos que no tienen mascotas. Tener un perro, por ejemplo, implica varias caminatas al día, por lo que más movimiento físico. Puedes dar largos paseos, correr al aire libre, así como nadar en el mar: hay muchas actividades que hacer con tu perro y puedes mantenerte en forma mientras mejoras el vínculo con él.

También por esta razón, tener una mascota reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Una investigación de la American Heart Association ha demostrado que, aquellos que tienen un perro, pasan menos estresados y haciendo más ejercicio, estarían menos expuestos a algunos factores de riesgo importantes como el sobrepeso, la diabetes, la presión arterial alta y, por lo tanto, disfrutar de una mejor forma física.

Ayuda a socializar

Ir con tu perro al parque, llevar a tu gato al veterinario o simplemente ir a la tienda de mascotas a comprar comida para peces de colores. Todas estas son actividades que te ayudarán a socializar y conocer gente nueva que comparte el mismo amor por los animales.

El redescubrimiento del diálogo y la capacidad de relacionarse con perfectos desconocidos te hará sentir mejor, día tras día. Además, un estudio realizado por Dog’s Trust ha demostrado que los que salen a pasear con el perro son más atractivos y tienen más posibilidades de conocerse, hacer amigos y, quizás, conocer al gran amor.

En particular, tener una mascota tiene enormes beneficios para los más pequeños. Veamos lo más importante.

Reduce las alergias

Investigaciones recientes del Departamento de Ciencias de la Salud Pública del Hospital Henry Ford de Detroit. Han demostrado que vivir con una mascota fortalece el sistema inmunológico de los niños. Tanto contra los virus y las bacterias como contra las formas más comunes de alergia.

Enseña a ser responsable

Tener una mascota les enseña a los niños lo que es cuidar de un ser vivo. Incluso tareas simples como alimentar al pez dorado o cambiar el agua del gato. Harán que el niño participe en el cuidado del animal, enseñándole a ser responsable.

Mejora las habilidades de lectura

Los niños que leen cuentos de hadas o un libro a su mascota muestran mejoras constantes en sus habilidades de lectura. Los animales, de hecho, son criaturas pacientes y amables que ayudan a reducir el estrés del rendimiento en los lectores jóvenes.

Proporciona confort y seguridad

Especialmente para los más pequeños, tener una mascota a la que abrazar o a la que abrazar en los momentos más difíciles. Así como un amigo siempre disponible para jugar y abrazar, es esencial para descargar el estrés de pequeñas decepciones o momentos de soledad.