Barroterapia: una técnica natural que no solo brinda propiedades estéticas

A pesar de lo que muchos piensan, el barro cuenta con importantes nutrientes, vitaminas y minerales que no solo promueven el bienestar de la piel. También ayudan a mejorar algunas funciones corporales.

De allí, que la fangoterapia, barroterapia o lodoterapia sea tan popular. Tanto así que es uno de los elementos más empleados en los spa para realizar distintos tratamientos estéticos y saludables.

Sanar por medio del barro

Entre las cualidades saludables del barro destacan su alta capacidad para humectar la piel, contribuir a la correcta circulación de la sangre y estimular el metabolismo adecuado para contribuir con el buen funcionamiento del organismo en general.

Cuando se aplica la barroterapia, el cuerpo experimenta una agradable sensación de tranquilidad, aliviando las cefaleas y las tensiones corporales. Esto se debe a que el fango es un potenciador natural de la energía, y contribuye a mejorar los episodios de estrés y ansiedad tanto física como mental.

Además, sus componentes organicos fortalecen el sistema inmune, promueven la sanación de estas afecciones más severas y  por supuesto, aportan beneficios estéticos como limpiador y suavizante de la piel gracias a que es un antitóxico natural.

Sin embargo, las bondades del fango van mucho más allá, y se pueden potenciar si se recibe la aplicación con ayuda de un especialista.

Uso profesional del barro para mejorar la salud

En las estéticas especializadas, el barro debe purificarse antes de su aplicación y su uso tiene distintas técnicas que se ajustan a las necesidades de cada persona. Este elemento pude ser utilizado para masajes corporales, tratamientos en zonas específicas como manos y pies, el rostro, incluso se aplican baños de lodo.

La barroterapia es una alternativa natural que aplicada de la manera adecuada brinda efectos analgésicos, favorece la desinflamación de órganos como el útero, hígado y el intestino. Al aplicar lodo en el abdomen bajo estimula el tránsito intestinal, mejora la digestión y acelera el metabolismo

Cuando se aplica en masajes es excelente para disminuir el nerviosismo y el insomnio, previene y disminuye el tamaño de tumores benignos y contribuye a sanar quemaduras, cicatrizar heridas y ulceras.

Además, sus propiedades estéticas sobre la piel no pueden dejarse de lado, el barro es ideal para aliviar alergias cutáneas, rojeces, picaduras, erupciones y eccemas. Los brotes de acné también se pueden combatir con el uso de barro gracias a sus propiedades limpiadoras, exfoliantes y refrigerantes de la piel. El resultado será un cutis tonificado, suave y terso.

Para los cabellos maltratados las mascarillas de barro también resultan altamente efectivas. Aportan brillo, sedosidad y manejabilidad sin importar que el pelo sea fino, grueso, seco o graso.