Barras de proteína: Algunas son nocivas para la salud

Barra de proteínas: un tentempié que se utiliza cada vez con más frecuencia, pero ¿es realmente bueno para la salud? Vamos a averiguarlo juntos.

Barra de proteínas: Antes de ponerla en su bolsa o mochila del gimnasio, es importante tener una idea de cuánta proteína realmente necesita comer todos los días. Esta cantidad varía en función de una serie de factores individuales.

Barras de proteína: ¿Cuáles comprar?

Si va a incluir barras de proteína en su dieta, ya sea como un bocadillo normal entre comidas, o como una opción para compensar el hambre, necesita leer y entender las etiquetas de los ingredientes para elegir las opciones más saludables para usted.

Consejos.

Contenido en proteínas. Para una merienda entre comidas o antes o después del entrenamiento, busque una barra con al menos 20 gramos de proteína. Una barra de reemplazo de comida debe contener por lo menos 30 gramos de proteína. Si tu barra favorita se encuentra dentro de estos parámetros, puedes comerlas sin ningún problema. El cuerpo sólo puede digerir entre 20 y 40 gramos de proteína en un “solo vuelo”.

Tipo de proteína. Las proteínas en las barras generalmente provienen de la leche o de fuentes vegetales. Los más comunes son el suero de leche, la soja, los huevos, la leche, el arroz, los guisantes y el cáñamo. Si usted tiene alergias, asegúrese de elegir una barra basada en un tipo de proteína que pueda comer con seguridad.

Calorías. Si está buscando una barra, para comer entre comidas, consuma una que tenga entre 220 y 250 calorías. Una barra de proteína que se puede consumir para una comida completa puede contener entre 300 y 400 calorías.

Diez o 15 gramos de grasa total son ideales y no más de dos gramos de grasa saturada. Evite las grasas trans, poco saludables que se encuentran en los aceites parcialmente hidrogenados.

Este elemento es fundamental. Cuanto mayor es la cantidad de fibra en una barra, mayor es la probabilidad de mantener la barriga llena hasta el siguiente bocadillo o comida. No se conforme con menos de 3-5 gramos de fibra en una barra de proteína.

Azúcar. Tenga cuidado con las barras de proteína que contienen demasiada azúcar. Algunos tienen un cierto nivel de dulzura con hasta 30 gramos de azúcar agregada, cuando el ideal es de unos cinco gramos o menos. Los edulcorantes artificiales (como el eritritol, el sorbitol y el maltitol) no son una mejor opción: a menudo causan hinchazón y gases.