Bañarnos sin jabón: cinco cosas que puedes suceder si no lo usas

Estamos acostumbrados a bañarnos con jabón, por supuesto; es una de las normas de aseo personal en el mundo, pero ¿coincide esto con el cuidado de la piel?. En realidad, bañarnos sin jabón puede ser más beneficioso de lo que crees, según lo informa BrightSide.me

Bañarnos sin jabón: cinco cosas que pasarían

Si empezáramos a bañarnos sin jabón, nuestra piel y nuestro cuerpo empezarían a experimentar cambios beneficiosos. Conoce cuáles son:

Piel más sana

Al bañarnos solo con agua, la capa protectora de la piel se reequilibra. Esto se debe a que el jabón no solo elimina la suciedad, sino que también afecta los aceites naturales de la piel; a la vez que puede alterar el pH de esta, volviéndola seca e irritada.

Disminución del olor corporal

Normalmente se cree que el jabón aporta olor a frescura y limpieza al cuerpo, pero en realidad esto solo pasa a corto plazo; en realidad hace que la piel sea más sensible a las bacterias. Esto es en consecuencia de los fuertes ingredientes con que fabrican este producto, los cuales alteran el equilibrio entre los aceites naturales de la piel y las bacterias. Los jabones que dicen ser antibacterianos son más perjudiciales aun, pues matan también los microbios beneficiosos, además de los malos. De esta forma la piel empieza a generar más aceites y más bacterias de lo normal.

Partes íntimas sanas

Los jabones de uso diario puede llegar a resecar las zonas genitales, generando ciertas complicaciones. Lo ideal para asear las zonas íntimas es utilizar agua tibia.

Piel sin arrugas durante más tiempo

Otro de los beneficios de no usar jabón al bañarnos, es mantener sano el manto ácido de la piel, pues el jabón lo puede afectar. De hecho, el jabón reseca la piel y provoca arrugas, además de que puede empeorar condiciones como el acné y la dermatitis.

Riesgo de carencia de vitamina D

El uso de jabones a diario puede contribuir a que la piel presente envejecimiento prematuro. Además, el jabón puede interferir en la correcta absorción de la vitamina D; ya que la piel convierte la energía del sol en esta vitamina y el jabón puede alterar el equilibrio de la piel y arrastrar parte de la vitamina; sin embargo hay otras opiniones científicas que aseguran que la vitamina D se mantiene a pesar del uso del jabón.

También te puede interesar leer: Materiales textiles que afectan la piel: cuáles debes evitar