Bajar de peso rápido y de forma saludable es posible con estos 5 consejos

Cuando se trata de hacer dietas para perder esos kilos que tienes de más, probablemente te desesperas al no ver resultados rápidos. Quizá también has escuchado que no hay manera de bajar de peso de manera rápida y saludable, pero realmente sí es posible.

Aquí te ofrecemos 5 fórmulas para que lo logres de manera exitosa y te mantengas en el peso ideal a través del tiempo.

Desayuno: ¿sí o no?

Lo primero es no sacrificar ninguna de las tres comidas para que la ansiedad no eche por tierra tus planes de restarte peso corporal y disfrutar de una mejor calidad de vida.

Bajo ninguna circunstancia debes renunciar al desayuno. De hecho es la ingesta alimentaria más importante del día, la que te va a llenar de energía, a regular tus ganas de comer y por ende a impedir que sucumbas ante las tentaciones que conlleva la ansiedad.

No  tomar los primeros alimentos del día, o hacerlo de forma incompleta, te llevará a hincarle el “diente” a todo lo que luego encuentres como productos de bollería, galletas, chocolates, etc.

Desayunar de manera balanceada, con carbohidratos a través de cereales o pan o galletas; frutas con su aporte vitamínico y de minerales, con grasas saludables y proteínas, te saciará y dará esbeltez.

Vegetales aliados

Puedes comer diferentes vegetales cocidos y mucho mejor si son crudos para aprovechar su fibra, vitaminas y minerales. El consumo de frutas, verduras, hortalizas y legumbres te ayudan a llegar al peso ideal porque son de bajo contenido calórico, sacian tu estómago y ayudan a regularizar el aparato digestivo.

Entre comidas también puedes comer palitos de zanahoria, rodajas de tomates, manzana u otra fruta, bien sea en batidos, picada o entera.

Evita la comida chatarra

Los refrescos, hamburguesas, papitas fritas y dulces como el chocolate, galletas y otras golosinas son sólo azúcar, grasa y químicos, entre otros compuestos, por lo que tienen efectos nocivos para el organismo. De allí que para adelgazar y ser saludable debes alejarlos de tu dieta.

Sé perseverante y prepárate tus propias meriendas y comidas, eliminando productos que sólo te llenarán de calorías, te engordarán y te someterán al peligro de sufrir, por ejemplo, de diabetes y presión arterial alta, enfermedades que puedes desencadenar otras complicaciones.

El ejercicio ayuda a bajar de peso y a tonificar el cuerpo

Un plan sano de alimentación debe incluir actividades deportivas para que los resultados en el cuerpo sean los esperados.

Caminar, trotar, subir escaleras o bailar facilitará el proceso de adelgazamiento rápido. Hacerlo al menos 30 minutos diarios, tres o cuatro veces a la semana, quema calorías de forma acelerada, mientras tus músculos se tonifican y fortalecen.

Cena ligera

Para rebajar rápido y digerir mejor los alimentos, las cenas han de ser ligeras. Deben incluir proteínas, verduras o una fruta y un lácteo descremado.

Planifica cada semana tus menús para que al hacer la compra sepas qué debes llevar y qué no puede faltar. Si dejas “huecos” o días sin organizar tus comidas, puedes terminar cayendo en tentaciones desfavorecedoras.