Ayunar para perder peso: esto es lo que le pasa a tu cuerpo

Ayunar

Una enfermera francesa de 39 años, llamada Anais, contó qué le pasó a su cuerpo luego de tres días de empezar a ayunar para perder peso. Esta mujer dejó de consumir alimentos sólidos y solo ingería líquidos.

Cada vez más son las estrategias y estilos de dietas que se vuelven populares para lograr perder peso en poco tiempo. De hecho, científicamente aún se cuestiona si el ayuno sí tiene efectos positivos en el cuerpo. En la experiencia de Anais su cuerpo se transforma increíblemente; sin embargo, debe tenerse en cuenta la importancia de consultar un médico antes de iniciar cualquier proceso. Esto fue lo que le pasó.

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando ayunas?

Anais cuenta su experiencia sobre lo que le pasó a su cuerpo cuando decidió ayunar para perder peso. La cual, fue premeditada por factores de un estilo de vida poco saludable que debía dejar atrás. «Había estado tentada durante mucho tiempo. Era una solución para desintoxicarme, perder las «llanticas del amor», detener mi adicción al azúcar y dejar de agobiar mi estómago. En este momento, una amiga me ofreció un ayuno «en casa» con ella». Esto dijo la mujer en una entrevista para un diario francés.

Anais continúa su relato así: «Cuando llegué a la casa de mi amiga, vaciamos toda la comida de los casilleros para no caer en la tentación, y el día antes empezamos a beber jugo de ciruela. Luego mezclamos el agua caliente con sulfato de magnesio. Era una mezcla no bebible, pero lo suficientemente radical para reducir el hambre y promover el movimiento intestinal.»

Gracias al ajetreo del día, las largas caminatas y los muchos líquidos consumidos, los días no parecieron difíciles de pasar en ayuno; de cierta forma, olvidaron la sensación de hambre. Pero a los dos días, empezaron a sentir cansancio y pereza, sin embargo, Anais se mantenía firme en su dieta.

Al tercer día, esta sensación de pereza desapareció y al subir a la balanza, pudo constatar que había perdido 3.5 kg. Sin embargo, la enfermera advierte que este tipo de dieta debe hacerse bajo la supervisión y consejo médico. Además, luego del ayuno, debe volverse de manera gradual a la alimentación sólida, para evitar efecto rebote o cualquier efecto colateral.

También te puede interesar leer: Sensibilidad a la insulina: nutrientes y suplementos que ayudan