¿Qué es Atremorine y para qué sirve?

Seguramente has oído hablar de la enfermedad degenerativa de Parkinson y cómo no, si es la segunda enfermedad neurodegenerativa después de Alzheimer. Las personas que padecen esta enfermedad no tienen control sobre la motricidad de su cuerpo. Es por ello que verás que no pueden evitar el temblor de sus manos; que cambian de estado de ánimo muy rápido, que les cuesta cada vez más hablar y que tienden a perder el olfato, entre otros problemas.

Sin embargo, se está viviendo una revolución en el campo de la neurología que está ayudando a las personas que sufren de Parkinson. ¿Quieres saber más?

El Parkinson y la edad

Numerosos estudios asocian el padecimiento de esta enfermedad a la avanzada edad del paciente. Seguro has visto adulto mayores con las características mencionadas anteriormente.  Sin embargo, hoy en día, el número de casos de Parkinson en jóvenes va en aumento. Hasta los momentos se sabe que es una enfermedad degenerativa, pero a ciencia cierta se desconoce qué es lo que ocasiona la muerte de las neuronas.

Muchos han sido los acercamientos de científicos en Europa y Estados Unidos para tratar el Parkinson ya que desafortunadamente, al ser una enfermedad degenerativa, no tiene cura.

¿Qué es Atremorine?

El Atremorine es uno de los resultados de esos acercamientos. Este medicamento de origen natural  ha sido desarrollado en España por el Centro de Investigación Biomédica EuroEspes. Los científicos encargados de la investigación encontraron en la especie Vicia Faba L  – comúnmente conocida como las habas – una importante fuente no sintética de L-Dopa.

Al ser el componente principal de origen vegetal y además un alimento,  el cual mantiene sus propiedades naturales por medio de procesos biotécnicos no desnaturalizantes, el Atremorine se clasifica como un nutracéutico.

¿Para qué sirve el Atremorine?

El Atremorine, es el nuevo tratamiento de vanguardia para el Parkinson. Este favorece la protección de células, mejora la función motora y contribuye a la protección del ADN, proteínas y lípidos ante los procesos de oxidación de células.

A diferencia de otros medicamentos que combaten el Parkinson, cuyos efectos pierden efectividad en el paciente después de algunos años de haber iniciado el tratamiento, los pacientes con Atremorine experimentarán mejorías a largo plazo, ya que reduce la hiperactivación del cerebro, lo cual se traduce en la hiperactividad motora imposible de controlar.

¿Crees que un medicamento de origen natural como el Atremorine sea capaz de reducir los riesgos de sufrir Parkinson o mejore notablemente la salud y movilidad de una persona que ya sufre de esta enfermedad?

Hasta los momentos, Atremorine se presenta como la mejor solución.  Esperamos que sea así, y que los estudios médicos continúen formulando soluciones para que las personas que lo sufren gocen de una mejor salud a pesar de esta enfermedad neurodegenerativa.