Ataque cardíaco: síntomas, causas y cómo prevenirlo

Uno de los órganos más complejos del cuerpo humano es el corazón. Se trata de una poderosa bomba que ayuda a mantener el flujo sanguíneo que corre por el organismo, un proceso imprescindible para mantener la vida de todos los órganos.

Un ataque al corazón puede pasar inadvertido, porque una de sus causas es la acumulación de placa en las principales arterias, conocidas como vías coronarias.

¿Cómo afecta la placa en flujo de sangre por las arterias?

Cuando la placa acumulada en las vías coronarias se ve obstruida, el corazón bombea con irregularidad. Esto causa que el principal músculo no reciba la suficiente sangre y oxígeno, si el problema sigue puede bloquear el paso del vital líquido causando un ataque cardíaco.

¿De qué está hecha la placa?

Esta placa son excesos de grasas, calcio, colesterol, radicales libres y otros compuestos o residuos que el cuerpo no ha logrado procesar. La acumulación de la placa puede causar enfermedades coronarias y arteriosclerosis.

Síntomas

Si presentas algunas de los siguientes signos, acude a un centro médico o llama a emergencias.

  • Fatiga y debilitamiento constante
  • Náuseas, mareos y vómitos
  • Sudoración fría
  • Dolor constante en el pecho, a veces acompañado de adormecimiento de brazos
  • Molestias para respirar

¿Puedo prevenir un ataque cardíaco?

La prevención es la clave para evitar la aparición de los síntomas o posibles indicios de un ataque cardíaco, sigue estos consejos antes o después de haber ido con tu médico.

Lleva una dieta más saludable

Consume productos naturales e integrales más seguido. Comienza a sustituir alimentos procesados ricos en colesterol LDL (malo), por otros ricos en grasas saludables como el omega 3.

Evita el sedentarismo

Crea una rutina de ejercicios a tu medida, puedes conseguir alternativas que te acompañarán a llevar un mejor ritmo de vida. Prueba hacer yoga o salir a caminar al parque. Esto fortalecerá al corazón.

Líbrate de las sustancias nocivas

El abuso de sustancias como el alcohol, tabaco o drogas puede causar irregularidades cardíacas por la degeneración que pueden causar diferentes componentes.

Esta enfermedad es común en personas mayores de 40 años. Sobre todo, en aquellas que llevaron una vida poco saludable. También puede ser desencadenada por otras enfermedades como la diabetes, obesidad y el estrés.

La mejor manera de evitar problemas cardíacos es prevenir con una alimentación saludable y bajos niveles de estrés. Si presentas indicios o conoces a alguien que sí, llama a emergencias inmediatamente.