Salud

Artrosis de rodilla: la cúrcuma reduce drásticamente el dolor

La ingesta de extractos de cúrcuma provoca una reducción significativa de la intensidad del dolor que sienten las personas que padecen artrosis de rodilla. La artrosis se caracteriza por una degradación progresiva del cartílago articular que protege al hueso. Este daño óseo suele ser muy doloroso e incapacitante. Por lo tanto, pueden provocar un deterioro muy importante de la calidad de vida. La rodilla es la principal articulación afectada por la artrosis (80% de los casos).

El sedentarismo y la mala alimentación han duplicado el número de casos en 50 años

El número de personas afectadas por esta forma de artrosis se ha duplicado con creces en los últimos 50 años, debido al estilo de vida sedentario y a la mala alimentación. La inflamación desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la artrosis. Por un lado, los estudios demuestran que las citoquinas proinflamatorias como las interlucinas-1ß y -6 y el factor de necrosis tumoral contribuyen activamente a la pérdida de cartílago. Por otro lado, el exceso de líquido sinovial y la inflamación de la cápsula articular (membrana sinovial) también crean una inflamación localizada en la articulación de la rodilla. Es decir, la reducción de estos procesos inflamatorios puede tener importantes beneficios clínicos para las personas con osteoartritis.

Curcumina: la formidable molécula antiinflamatoria de la cúrcuma

Un candidato interesante en este sentido es la especia india cúrcuma. Se obtiene moliendo las raíces de la Curcuma longa, una planta de la familia del jengibre. Varios estudios realizados en los últimos años han demostrado que esta especia contiene unos 235 fitoquímicos diferentes con propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

Por ejemplo, una de estas moléculas, la curcumina, tiene la propiedad de bloquear específicamente la proteína NFkB, que es un regulador clave de la respuesta inflamatoria. La curcumina también se considera una de las moléculas antiinflamatorias más potentes del reino vegetal. El potencial terapéutico de la cúrcuma contra la artrosis acaba de ser evaluado por investigadores australianos en un ensayo clínico aleatorio a doble ciego.

Este tipo de ensayo se considera el estándar de oro de la investigación clínica. Ni los pacientes ni los investigadores son informados del tratamiento recibido por los participantes. En este estudio, 70 pacientes con osteoartritis fueron divididos aleatoriamente en 2 grupos distintos. Un grupo recibió tratamiento durante un periodo de 12 semanas con 2 cápsulas al día de un extracto de cúrcuma que contenía un 20% de curcuminoides (curcumina y moléculas relacionadas) y un 80% de turmerosacáridos (polímeros de glucosa presentes en la raíz). El otro grupo fue tratado durante el mismo periodo de tiempo, pero con 2 cápsulas de un placebo, que no contenía ingredientes activos.

Una clara reducción del dolor de rodilla

Durante el curso del tratamiento, los investigadores se reunieron con los participantes a intervalos regulares y les invitaron a autoevaluar la intensidad de su dolor de rodilla mediante una escala analógica visual. En este método, el dolor experimentado se evalúa moviendo un deslizador en una regla graduada de 0 a 100 mm (0 es ningún dolor y 100 es un dolor insoportable). Los resultados obtenidos son prometedores. En promedio, los pacientes que recibieron extractos de cúrcuma declararon una disminución del dolor de -23,8 mm en la escala visual. Esto se compara con -14,6 mm para el grupo de placebo. La diferencia de -9,1 mm entre los dos grupos es estadísticamente significativa y mucho mayor que la observada en otros estudios para el paracetamol (-3,7 mm). Este es el tratamiento estándar para dicho dolor.

Estos resultados concuerdan con un meta-análisis de 7 ensayos clínicos aleatorios realizados en Asia que muestran que los extractos de cúrcuma conducen a una reducción sustancial del dolor y a una mejora de la calidad de vida en pacientes con osteoartritis de rodilla.

Una vía muy creíble para el futuro del cuidado de la OA de rodilla

Estos resultados son interesantes en más de un sentido. Los tratamientos actuales para la artrosis (paracetamol o antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina o el ibuprofeno) no son muy eficaces. También se asocian a efectos secundarios potencialmente graves cuando se toman durante un periodo de tiempo prolongado. La reducción del dolor por la cúrcuma observada en el estudio, combinada con la ausencia de efectos secundarios por el consumo de estos extractos, podría representar, por tanto, una nueva vía para el tratamiento del dolor de la artrosis.

También puede interesarle leer: Causas del cáncer colorrectal, sus síntomas, tratamiento y prevención

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.