Artritis en las mujeres: el vino tinto puede actuar como protector

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, caracterizada por la destrucción progresiva de cartílago y hueso en las articulaciones. Según un estudio publicado en el British Medical Journal, las mujeres que beben alcohol de forma moderada tienen menor riesgo de sufrir esta enfermedad. La incidencia de la artritis reumatoide es tres veces mayor en las mujeres que en los hombres.

A diferencia de la artrosis, que es una enfermedad de «desgaste», la artritis reumatoide suele desarrollarse precozmente; alrededor de los 40 ó 50 años de edad (y a veces incluso mucho antes) y está causada por una perturbación del sistema inmunológico. En lugar de limitarse a defender el cuerpo de la entrada de cuerpos extraños, las células inflamatorias también atacan los componentes de las articulaciones; esto causa un intenso dolor y provoca con el tiempo una deformación y a veces incluso la destrucción de las articulaciones afectadas.

Las causas responsables del desarrollo de la artritis reumatoide siguen siendo poco conocidas. Los factores genéticos, transmitidos por herencia, representan alrededor de la mitad de los casos observados; mientras que se cree que la otra mitad es consecuencia de ciertos factores del estilo de vida.

Dada la elevada carga de la enfermedad, es importante identificar los factores del estilo de vida que pueden reducir el desarrollo de la artritis.

Protección contra la artritis reumatoide

Dado que se sabe que el alcohol disminuye la respuesta inmunológica del cuerpo, un equipo de investigadores suecos se preguntó si este efecto inmunosupresor podría ayudar a limitar el riesgo de artritis reumatoide. Así es en efecto; al analizar los registros médicos de casi 35.000 mujeres nacidas entre 1914 y 1948, observaron que las que habían consumido pequeñas cantidades de alcohol a lo largo de los años tenían menos probabilidades de desarrollar esta forma de artritis que las que nunca habían bebido.

Los resultados indican que las mujeres que bebían tres vasos de bebidas alcohólicas por semana tenían un espectacular 52% menos de riesgo de padecer artritis; independientemente del tipo de alcohol que bebieran (cerveza, vino, licores).

Cuidado, sobre el límite, es catastrófico.

Aunque son interesantes, estos resultados no deben ocultar el hecho de que el alcohol es una sustancia que causa múltiples efectos en la salud, tanto positivos como negativos. Por una parte, se sabe desde hace tiempo que las altas dosis de alcohol aumentan considerablemente, sobre todo cuando se combinan con el tabaquismo, el riesgo de varios tipos de cáncer, especialmente los de boca, esófago, hígado y, en menor medida, mama.

Además, se ha demostrado claramente que el consumo moderado de alcohol puede, por el contrario, ser beneficioso para la salud. Por ejemplo, muchos estudios indican que las personas que beben con moderación (1-2 vasos al día para los hombres y 1 vaso para las mujeres) tienen aproximadamente un 30% menos de riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte en Occidente.

Vino tinto y cantidades moderadas

El efecto positivo del alcohol es particularmente pronunciado para las personas que beben principalmente vino tinto, ya que esta bebida contiene varios compuestos fitoquímicos con actividades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas beneficiosas para la salud.

El vino tinto es realmente una clase propia por sus propiedades. En esta temporada de Pascua, es útil recordar que el alcohol es un arma de doble filo que debe ser usada inteligentemente. A la luz de los resultados acumulados en los últimos años para todas las enfermedades crónicas, el consumo moderado de vino tinto es la mejor manera de celebrar mientras se cuida la salud.

También te puede interesar leer: La Osteoartritis: consejos naturales para tratar esta enfermedad

Fuente: 

Di Giuseppe et coll. Long term alcohol intake and risk of rheumatoid arthritis in women : a population based cohort study. BMJ 345 : e4230.