Aprender a desayunar para quemar el doble de calorías

Aprender a desayunar puede representar un cambio inimaginable en nuestro organismo, incluso, puede a ayudar a quemar el doble de calorías de las que quemas a diario o con ejercicio.

Cambiar el típico desayuno express, por algo más completo y nutritivo, te ayudará a combatir problemas como la obesidad y la diabetes. Preferir este tipo de desayunos en vez de una cena cargada, cambiará tu vida. Así lo menciona un estudio publicado en ‘Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism of the Endocrine Society’.

Cuando comemos, se produce en nuestro cuerpo varios procesos. Uno de ellos es la termogénesis inducida por la dieta; que consiste en gastar energía en la absorción, digestión, transporte y almacenamiento de nutrientes. Con esto, se mide la capacidad de nuestro metabolismo y puede variar dependiendo de los horarios de las comidas.

El estudio

En el estudio, científicos de la Universidad de Lübeck, Alemania, analizaron en un laboratorio durante tres días a 16 hombres; estos consumieron desayunos bajos en calorías pero cenas bastante cargadas y luego de forma invertida para un segundo análisis. Lo que demostró que un consumo calórico idéntico conducía a valores de termogénesis inducidos por la dieta 2,5 veces más altos por la mañana que por la noche después de comidas altas y bajas en calorías.

Juliane Richter, uno de los autores del estudio, afirmó que: «nuestros resultados muestran que una comida consumida en el desayuno, independientemente de la cantidad de calorías que contenga, crea una termogénesis inducida por la dieta que es el doble de alta que la misma comida consumida en la cena». Además, concluyó que: «Este descubrimiento es significativo para todos, ya que subraya el valor de comer lo suficiente para el desayuno.

Otro hallazgo de este análisis es que las concentraciones de azúcar e insulina en la sangre disminuyen después de un rico desayuno; en cambio, aumentan con una cena abundante.

De igual forma, aprender a desayunar no sólo ayuda a quemar el doble de calorías, sino que también disminuye los antojos y el hambre durante la mañana; especialmente de los dulces y postres.

También te puede interesar leer: Densidad calórica de los alimentos: un truco para perder peso