Aprende a reconocer los síntomas del exceso de colesterol

El colesterol es necesario para formación vitamina D, hormonas y membranas celulares. Este se forma en hígado, pero la calidad y cantidad del mismo depende de la dieta que lleves en tu día a día.

El colesterol es malo cuando las cantidades de colesterol negativo (LDL) son mayores a las cantidades de colesterol bueno (HDL). El LDL crea depósitos de grasa, lo que puede dificultar el flujo del torrente sanguíneo, afectando órganos como el cerebro y el corazón.

¿Cómo puedo saber si tengo el colesterol alto?

El diagnóstico solo puede ser dictado por un médico. Por esto, si presentas algunos síntomas debes pedir asistencia para realizarte un perfil lipídico. En este sentido, si el colesterol está en niveles muy altos puedes ser diagnosticado con hipercolesterolemia.

Por lo general, el colesterol debe mantener estos niveles:

  • HDL: mayor a 60 mg/ dL
  • LDL: menor a 100 mg/ dL
  • Triglicéridos: menor a 150 mg/ dL

Síntomas

Los excesos de colesterol en el organismo por lo general son imperceptibles hasta causar un estado de emergencia. Si mantienes una dieta poco saludable baja en nutrientes, presentas sobrepeso y fatiga acompañado de un estilo de vida sedentario, es cuestión de tiempo para que aparezca una complicación mayor.

El exceso de colesterol crea una placa dentro de las arterias que a medida que va progresando afectará la composición de las paredes arteriales. Esto podría generar infartos y otros tipos de problemas relacionados a la circulación sanguínea.

¿Qué puede desencadenar los altos niveles de colesterol?

Los silenciosos síntomas causados por los excesos de colesterol en la sangre solo desencadenan en emergencia por lo que debes prestar mucha atención a los siguientes problemas que pueden surgir.

  • Ataques cardiacos motivados por la arteriosclerosis, que es un taponamiento de las arterias que alimentan el corazón, bloqueando el flujo al principal músculo del cuerpo.
  • Accidentes cardiovasculares y derrames cerebrales debido a los depósitos de grasa que crean una placa que reduce o corta el suministro sanguíneo al cerebro.
  • Padecimientos cardiacos causados por el paso de grasa por el corazón a través de las venas coronarias, deteriorando el desempeño de este órgano.

Evita que el colesterol te sorprenda con algunas de sus afecciones, cambiando los hábitos alimenticios y dejando atrás el estilo de vida sedentario.