Aprende a curar las cicatrices del acné

De seguro alguna vez sufriste de acné, o quizá aún padeces de este problema. Estos desagradables brotes suelen iniciar en la pubertad y si no son tratados de la manera correcta, pueden dejar marcas permanentes en la piel por la obstrucción de los poros con sebo. La buena noticia es que hay soluciones naturales que te ayudarán a deshacerte de las cicatrices del acné.

Tipos de acné

El acné se presenta de diversas formas. Se pueden distinguir 5 tipos de granos que difieren en apariencia y profundidad en la piel.

  • Puntos blancos
  • Puntos negros
  • Pústulas
  • Nódulos
  • Manchas quísticas

Sin embargo, es necesario que sepas que las cicatrices del acné generalmente provienen de pústulas, nódulos y granos quísticos. Estos destruyen la pared del folículo y dañan el tejido dérmico dejando las marcas características y antiestéticas en la piel.

Causas de las cicatrices del acné

Las causas de las cicatrices se deben a que cuando hay la rotura del tejido dérmico, el organismo por compensación crea mayor producción de colágeno para curar la piel. Sin embargo, en muchos casos se forma una cicatrización elevada en la piel llamada cicatrización hipertrófica.

Otra causa es debido a la pérdida del tejido o del colágeno. Esto genera las cicatrices atróficas que causan pequeñas hendiduras en la piel, acompañadas de una coloración más oscura en comparación con la piel que la rodea.

Tratamientos naturales

Hay muchos ingredientes en tu cocina que te servirán para luchar contra las feas cicatrices que ha dejado el acné. Hoy te presentamos varias opciones de tratamientos naturales que pueden ayudarte de forma efectiva.

·        Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es usado de forma eficiente como exfoliante, ya que sus pequeños gránulos ayudan a eliminar las células muertas de la piel, lo que permite tratar las cicatrices del acné.

La receta para usarlo es combinar un poco de agua y unas cucharaditas de bicarbonato de sodio hasta obtener una pasta. Luego debes colocarla en la zona afectada y masajearla durante uno o dos minutos. Enjuaga y aplica una crema hidratante después para prevenir la resequedad de la piel.

·        Aceite de coco

Pocas personas saben que el aceite de coco es un humectante natural capaz de aportar diferentes nutrientes para la salud de la piel. Solo hay que aplicar el aceite en el área afectada, masajear por unos pocos minutos y retirarlo con abundante agua.

·        Pepino

¿Sabías que el pepino tiene el mismo pH que la piel? Esto facilita el proceso de curación natural de las zonas afectadas, además que su efecto hidratante lo convierte en uno de los remedios naturales más efectivos. Simplemente con cortar algunas piezas y ponerlas en las cicatrices de acné durante de 30 minutos será suficiente. Retira y lava la cara con agua fría.

·        Limón

El limón es bien conocido sus propiedades blanqueadoras y antisépticas y si se combina con miel potencia su efecto curador y reparador. La aplicación de jugo de limón en las cicatrices contribuye a la curación de la piel gracias a sus minerales y vitaminas. Solo debes usar un hisopo de algodón para aplicar el jugo en la cicatrices y asegurarte de retirarlo con abundante agua antes de exponerte al sol.

·        Hielo

El hielo es excelente minimizando los poros, logrando además que la piel se vea y esté más suave. Aun cuando no eliminará completamente la cicatriz, contribuirá significativamente a reducir su apariencia general.

·        Papas crudas

Son muy deliciosas fritas o en puré, pero crudas aportan potasio, azufre, fósforo y cloro a la piel. Por lo tanto, las papas se convierten en un buen remedio para las cicatrices. Usarlas es sencillo, solo hay que  lavar y pelar la papas, y luego frotar el área afectada para que sus propiedades curativas actúen sobre la piel. Lo  mejor es que este remedio no amerita enjuagar la piel.

·        Aceite de oliva

El proceso de curación de la piel se acelera si usas aceite de oliva, ya que es rico en vitaminas y antioxidantes que ayudan a eliminar las bacterias. Toma una cucharadita de aceite, úntalo en tus manos y masajea tu rostro hasta que tus poros estén saturados. Luego limpia el exceso de aceite y aclara con agua fría.

Como ves, con unos pocos ingredientes puedes reparar tu piel, darle un mejor aspecto y olvidarte de las cicatrices del acné. La naturaleza es sabia y te ayudará. Haz la prueba y cuéntanos cómo te va.