Apnea del sueño, un gran riesgo para la salud

La apnea del sueño es un trastorno de la respiración que suele afectar a muchas personas sin que estas lo sepan. Estudios médicos reseñan que es un problema que ataca a más de la mitad de los hombres y a más de una cuarta parte de las mujeres.

También puede afectar a niños por falta de lactancia materna o por la ingesta de alimentos procesados. Y es una alteración que puede ocasionar graves consecuencias en la salud general.

¿Qué es la apnea del sueño?

Es una afección cuyo detonante es el deterioro de la respiración, ocasionado por la obstrucción de las vías respiratorias durante el ciclo del sueño.

La apnea del sueño ha sido identificada médicamente como la enfermedad cardíaca que suele atacar a los hombres. Sin embargo, en el caso de las mujeres los riesgos aún son desconocidos. Por ende, es una enfermedad que es más peligrosa para las féminas al no saber a ciencia cierta qué tipos de efectos podría ocasionar.

Incluso, en un estudio médico donde se midió la calidad del sueño de 737 hombres y 879 mujeres, se observó que en aquellas mujeres que no desarrollaron insuficiencia cardíaca, la apnea del sueño puede provocar daño cardíaco. Algo contradictorio, pero caracterizado por un nivel elevado de la proteína troponina T.

Los distintos tipos de apnea del sueño

Existen 5 tipos de apnea del sueño y cada uno de ellos ocasiona efectos diferentes.

·        Síndrome de resistencia del tracto respiratorio superior

Hace referencia a un trastorno del sueño condicionado por la resistencia de las vías respiratorias durante el ciclo del sueño, ya que los músculos de estas se relajan, lo que aminora el diámetro de estos canales.

De modo que, las vías respiratorias de una persona que padece este tipo de apnea del sueño son de tamaño reducido, haciendo que la respiración sea difícil. Sus principales señales de alarma son fatiga excesiva y somnolencia diurna.

·        Apnea central

Está vinculada al diafragma y a la pared torácica, así como a la incapacidad de inhalar de forma correcta el aire. Esto se debe a que el cerebro no envía las señales adecuadas a los músculos responsables de controlar la respiración. La apnea central puede ocasionar daños colaterales como insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

·        Ronquidos

Se caracteriza por un sonido áspero que se genera cuando la respiración está parcialmente obstruida de alguna manera. De acuerdo a estudios médicos, cerca del 75% de los individuos que roncan tienen síndrome de resistencia de la vía aérea superior. Esto aumenta el riesgo de desarrollar alteraciones cardíacas.

·        Apnea obstructiva

Es una obstrucción de las vías respiratorias que inicia en las fosas nasales y culmina en los pulmones. Su principal característica es el colapso frecuente de las vías respiratorias durante el ciclo del sueño, lo que dificulta la respiración hasta por un período de 10 segundos. Quienes tengan un trastorno grave de apnea obstructiva podrían sufrir el cese de la respiración hasta 30 veces por hora.

Este problema interfiere con la capacidad de conciliar un sueño profundo. Además, puede aminorar el flujo de oxígeno a los órganos vitales y ocasionar ciclos de ritmo cardíacos irregulares.

·        Apnea mixta

Se trata de una combinación de apnea central y apnea obstructiva, la cual afecta de manera significativa el ciclo del sueño y ocasiona otros daños.

Riesgos secundarios de la apnea del sueño

Recientemente se ha demostrado que la apnea del sueño ocasiona un mayor riesgo de sufrir un tipo de artritis dolorosa caracterizada por una inflamación que se dirige a la base del dedo gordo. De hecho, un estudio británico determinó que aquellas personas que padecen apnea del sueño son más propensas, en un 50%, a sufrir este tipo de artritis en relación con quienes concilian el sueño de forma adecuada.

Aunado a ello, también se ha podido determinar que el ronquido y la apnea del sueño incrementan el riesgo de desarrollar diabetes (sobre todo en adultos mayores), considerando que la falta de sueño afecta la respuesta del organismo a la insulina. De modo que las personas que sufren apnea del sueño podrían ser “prediabéticas”.

La apnea del sueño es una señal de que el sistema respiratorio no está funcionando de forma correcta. Así que debes estar atento a las señales de alarma y acudir a revisión médica de ser necesario.