La apnea del sueño: riesgo cardiovascular postoperatorio

Según un estudio publicado en la revista American Medical Association (JAMA), los adultos con apnea obstructiva del sueño sometidos a cirugías mayores, corren mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares postoperatorias. Pero, ¿a qué se debe este fenómeno?

Continúa leyendo para saber más sobre esta afección y sus posibles complicaciones.

¿Qué es la apnea del sueño?

Es uno de los trastornos del sueño más comunes. Esta patología consiste en episodios recurrentes de interrupción de la respiración durante las horas de sueño. Estos episodios pueden durar aproximadamente 30 segundos o más. Incluso, existen casos graves de apnea del sueño, donde el paciente puede presentar un paro cardiaco.

La muerte cardiaca es un riesgo común en pacientes con apnea del sueño

Los investigadores hicieron el estudio en 1.218 pacientes con apnea del sueño, realizando un seguimiento hasta 30 días después de la operación, dando como resultado que “la tasa de anomalías cardiovasculares postoperatorias, como la lesión miocárdica, la insuficiencia cardiaca o el accidente cerebrovascular, fue de 21,7%, lo que se considera una tasa estadísticamente significativa”, afirman los científicos.

Los resultados son aún más alarmantes en personas con apnea del sueño grave, asociándose con un aumento de 14 veces en el resultado de muertes cardiacas y un 80% en riesgo de lesión cardiaca, más alto durante las tres primeras noches postoperatorias.

La apnea del sueño es comúnmente desconocida, incluso por quienes la padecen

El 80% de los hombres y el 90% de las mujeres con apnea del sueño desconocen su condición. Sus síntomas a menudo consisten en somnolencia incontrolada a diario y trastornos del estado de ánimo y la concentración. Además, las personas que sufren esta condición, corren un mayor riesgo de contraer enfermedad cardiaca crónica, como la hipertensión.

Durante los episodios de apnea del sueño, se obstruyen las vías respiratorias por la lengua y el tejido circundante, de modo que puede ocasionar falta de oxígeno en el cerebro. Uno de los investigadores del estudio indica que “el punto importante de esto, es que si los pacientes tienen apnea del sueño, deben ser tratados antes de someterse a una cirugía mayor”.

Por esto, si sospechas que padeces apnea y vas a someterte a una cirugía, consúltalo con tu médico tratante para evaluar tu situación.