Salud

Apnea del sueño: 4 horas de televisión al día y un estilo de vida sedentario aumentan el riesgo

Un nuevo estudio muestra vínculos significativos entre el estilo de vida sedentario, el tiempo dedicado a ver la televisión y la apnea del sueño.

Un nuevo estudio muestra la relación entre el ejercicio, el consumo de televisión y la apnea del sueño (ADS). La ADS se asocia a un mayor riesgo de padecer ciertas enfermedades crónicas. Un nuevo estudio concluye que ser más activo y pasar menos tiempo viendo la televisión está relacionado con un menor riesgo de desarrollar la ADS. La apnea del sueño se caracteriza por una obstrucción repetida e intermitente de las vías respiratorias superiores durante el sueño. Esta obstrucción reduce o detiene el flujo de aire a los pulmones y puede aumentar el riesgo de enfermedades graves, como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes de tipo 2, entre otras.

La ADS se produce cuando los músculos de la garganta se relajan temporalmente durante el sueño, lo que provoca una obstrucción parcial o total de las vías respiratorias. Los ronquidos son un indicador común de ADS. La interrupción del sueño y la insuficiente oxigenación nocturna pueden provocar, entre otras cosas, somnolencia diurna, dolores de cabeza, cambios de humor e hipertensión arterial.

El papel de la actividad física

Investigaciones anteriores han demostrado que los bajos niveles de actividad física durante el día, o el aumento del comportamiento sedentario, pueden estar relacionados con un mayor riesgo de ADS. Los mediadores de estos efectos adversos pueden ser el exceso de grasa corporal, la inflamación crónica de bajo grado, la resistencia a la insulina y la retención de líquidos. En el nuevo estudio han colaborado investigadores del Hospital Brigham and Women’s y de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston (Massachusetts), y de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, en Baltimore (Massachusetts), entre otras instituciones. Los resultados se publican en el European Respiratory JournalFuente fiable.

Los autores concluyeron que ser más activo y pasar menos tiempo sentado y viendo la televisión son comportamientos asociados a un menor riesgo de desarrollar la ADS. El estudio también intentó determinar la influencia de cada factor.

Los investigadores estudiaron los datos de 137.917 participantes inscritos en el Nurses’ Health Study (NHS), el Nurses’ Health Study II (NHSII) y el Health Professionals Follow-up Study (HPFS). Estos estudios amplios, continuos y a largo plazo son una fuente de información sanitaria especialmente fiable, ya que los participantes son todos profesionales de la salud. Entre el público en general, la apnea del sueño está muy infradiagnosticada. Es probable que los profesionales de la salud sean más propensos a reconocer e informar de los síntomas.

El sedentarismo y la televisión aumentan el riesgo de apnea del sueño

Para su análisis, los investigadores tuvieron en cuenta la cantidad de tiempo que los participantes pasaban sentados en el trabajo. La actividad física incluía todo el tiempo de movimiento, incluyendo caminar, correr, nadar y levantar pesas.

En general, el equipo descubrió que las personas menos activas eran más propensas a informar sobre una ADS. Por ejemplo, los participantes con trabajos más sedentarios tenían un 49% más de riesgo de padecer ADS que los que tenían los trabajos menos sedentarios.

Asimismo, quienes veían más de 4 horas de televisión al día tenían un riesgo 78% mayor de padecer ADS que los participantes con estilos de vida menos sedentarios. Mantener un estilo de vida activo y evitar un comportamiento sedentario excesivo se asocia con un menor riesgo de desarrollar ADS. A su vez, este riesgo puede estar relacionado con un menor riesgo de desarrollar diversas afecciones potencialmente graves, como las enfermedades cardiovasculares y la obesidad.

Una relación bidireccional

Debido a la naturaleza del estudio, no fue posible discernir la causa y el efecto. Por lo tanto, los investigadores no pudieron determinar si la inactividad y el ver la televisión promueven la ADS o si, por el contrario, los efectos sobre la salud de la ADS fomentan el comportamiento sedentario.

Aunque no es sorprendente que el comportamiento sedentario y el hecho de ver la televisión, que también implica estar sentado durante largos periodos, puedan estar relacionados con la ADS, los investigadores especulan que los efectos de la televisión pueden deberse a la obesidad. Ver la televisión es el factor más fuertemente correlacionado con la apnea del sueño. Ver la televisión también está relacionado con la obesidad, la diabetes de tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

También puede interesarle: Síndrome metabólico: ¿tiene usted un perfil de riesgo?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.