10 señales de que tus antidepresivos no están funcionando

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

La depresión es un trastorno mental que afecta a millones de personas en todo el mundo. Para muchas de estas personas, encontrar el tratamiento adecuado puede ser un proceso largo y complicado. Los antidepresivos son una de las opciones más comunes para tratar la depresión, pero no siempre funcionan de la manera esperada.

- Publicidad -
Foto: Freepik

1. No sientes mejoría inmediata

Es importante tener en cuenta que los antidepresivos no son una solución rápida para la depresión. Estos medicamentos actúan aumentando y equilibrando las sustancias químicas del cerebro, como la serotonina, la dopamina y la noradrenalina. Este proceso lleva tiempo y generalmente se requieren de dos a doce semanas para que un antidepresivo alivie los síntomas de la depresión. Si sientes una mejoría inmediata después de comenzar el tratamiento, es posible que estés experimentando un efecto secundario o un efecto placebo en lugar de una respuesta terapéutica real.

2. Has omitido dosis de tu medicación

La falta de adherencia al tratamiento con antidepresivos puede ser una de las razones por las cuales estos medicamentos no funcionan correctamente. Es fundamental tomar la dosis prescrita en el momento adecuado para obtener los beneficios deseados. Si has estado omitiendo dosis o tomando la medicación de manera inconsistente, es importante hablar con tu médico para encontrar una solución y mejorar la adherencia al tratamiento.

3. No experimentas alivio de los síntomas después de varios meses

Es normal esperar una cierta mejora en los síntomas de la depresión dentro de los primeros tres meses de comenzar el tratamiento con antidepresivos. Si has tomado una dosis adecuada de un antidepresivo durante tres meses y no notas ninguna mejoría significativa en tus síntomas, es posible que sea el momento de probar un enfoque diferente. Habla con tu médico para considerar otras opciones de tratamiento.

4. Experimentas un aumento de energía junto con la tristeza

Si experimentas un aumento repentino de energía física después de comenzar el tratamiento con antidepresivos, pero sigues sintiéndote deprimido, es una señal de que los medicamentos pueden estar funcionando de manera incorrecta. Este aumento de energía combinado con la depresión puede ser una combinación peligrosa que aumenta el riesgo de impulsividad o pensamientos suicidas. Es importante informar de inmediato a tu médico sobre estos síntomas para obtener el apoyo adecuado.

5. Experimentas efectos secundarios desagradables

Los antidepresivos pueden tener efectos secundarios diferentes en cada individuo. Si experimentas efectos secundarios desagradables, como aumento de peso o problemas sexuales, es posible que desees considerar un cambio de medicamento para encontrar uno que tenga menos efectos secundarios. Es importante hablar con tu médico sobre cualquier efecto secundario que experimentes para que pueda ajustar el tratamiento adecuadamente.

6. Tus antidepresivos no tienen el mismo efecto que antes

Después de tomar un antidepresivo durante mucho tiempo, es posible que tu cuerpo desarrolle tolerancia a la medicación. Esto significa que, aunque el medicamento pueda haber funcionado bien al principio, puedes sentir que su eficacia ha disminuido con el tiempo. Si esto ocurre, es importante hablar con tu médico para considerar un cambio de tratamiento o ajustar la dosis.

7. Tu depresión empeora

Si tus síntomas de depresión empeoran tan pronto como comienzas a tomar un antidepresivo, o si mejoran y luego empeoran repentinamente, es una señal de que el medicamento no está funcionando correctamente. Debes consultar a tu profesional de la salud de inmediato. Algunos signos de alerta específicos a tener en cuenta son la agitación, la inquietud o el movimiento constante, el retorcimiento nervioso de las manos o la sensación de estar fuera de control.

8. Tus síntomas de depresión han mejorado, pero aún no te sientes tú mismo/a

Si experimentas cierto alivio de los síntomas bajo el tratamiento con antidepresivos, pero no es el alivio que esperabas, es posible que sea el momento de probar algo diferente. Puede ser útil probar otro medicamento antidepresivo o agregar terapia, consejería, ejercicio o incluso terapia de luz a tu tratamiento. Combinar medicamentos y otros enfoques terapéuticos puede acelerar la recuperación y reducir la duración total del tratamiento con antidepresivos.

- Publicidad -

9. Experimentas cambios bruscos de humor

Los antidepresivos pueden provocar cambios bruscos de humor en algunas personas, especialmente en aquellas que también tienen tendencia a sufrir trastornos bipolares. Si te sientes inusualmente exaltado/a, irritado/a o si tienes arrebatos de ira o comportamientos impulsivos, es posible que debas considerar un cambio de antidepresivo. Es importante hablar con tu médico sobre estos síntomas para ajustar el tratamiento de manera adecuada.

10. Has experimentado una remisión de la depresión después de un período prolongado de tratamiento

Si has estado tomando un antidepresivo durante al menos seis meses y has experimentado una remisión de tus síntomas de depresión, es posible que sea el momento de considerar dejar de tomarlo por completo. Sin embargo, debes hacerlo bajo la supervisión de tu médico, ya que los antidepresivos, especialmente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), pueden causar síntomas de abstinencia si se suspenden abruptamente. Reducir gradualmente la dosis de los antidepresivos durante varias semanas es la forma más segura de discontinuar el tratamiento.

Los antidepresivos no siempre funcionan de la manera esperada y es importante estar atento/a a las señales que indican que pueden no estar funcionando correctamente. Si experimentas alguno de estos signos, es fundamental hablar con tu médico para ajustar el tratamiento y encontrar la mejor opción para ti. Recuerda que cada persona es diferente y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. No te desanimes y busca el apoyo adecuado para encontrar el tratamiento que te ayude a superar la depresión.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados