Anticuerpos contra el coronavirus altamente efectivos

Mediante una investigación, científicos de la Universidad de Columbia, descubrieron 19 poderosos anticuerpos, efectivos contra el coronavirus; estos son capaces de neutralizar el nuevo virus.

De estos 19 anticuerpos, hay 9 que en particular, muestran una gran potencia. Estos anticuerpos logran afectar el virus en diferentes regiones de la «corona» de proteínas que se adhiere a las células del cuerpo para infectarlas. «La búsqueda de anticuerpos dirigidos a diferentes regiones del pico permite una mayor/mejor posibilidad de formar cócteles de anticuerpos para atacar el virus y evitar la resistencia viral»; explica el Dr. David Ho, director del estudio.

Este «cóctel» de anticuerpos eficaces contra el coronavirus, sería ideal que se administrara en las primeras etapas de la infección, a los pacientes; en especial a los ancianos o a quienes tienen enfermedades base y pueden correr más riesgo.

Tratamiento de esteroides contra el coronavirus.

Otra investigación, publicada en Journal of Hospital Medicine, dio a conocer la posibilidad de aplicar un examen de sangre para identificar qué pacientes podrían recuperarse del virus mediante el uso de esteroides; esto a partir de que la dexametasona, demostrara ser eficaz para reducir las muertes en los pacientes más graves.

Además de la dexametasona, los médicos confirmaron que la prednisona y  metilprednisolona, son otros esteroides efectivos. Luego de que se estudiara la evolución de pacientes graves durante 48 horas, los cuales fueron tratados con estos fármacos. El resultado fue la reducción en un 80% del uso de ventilación mecánica y la reducción del riesgo de muerte en un 77%.

Los resultados de ambos estudios, son noticias esperanzadoras y alentadoras para la lucha contra el coronavirus. Sumándose a otros estudios hechos por la comunidad científica internacional en pro de encontrar una cura o vacuna para frenar esta pandemia y salvar vidas.

También te puede interesar leer: Probabilidades de agravarse por coronavirus: quién tiene más riesgo