BienestarNutrición

Antibióticos naturales que hay en casa para fortalecer defensas

Desde tiempos remotos, mucho antes que se descubrieran los medicamentos y se hicieran en laboratorios, las plantas salvaban vidas. Nuestros antepasados aprovechaban al máximo todo el poder y potencial de las hierbas. Existen libros y mucha información acerca de la medicina natural. Incluso, muchos medicamentos que hoy son avalados por la comunidad médica, son a base de plantas. Por eso, en este artículo, hablaremos de antibióticos naturales que normalmente hay en casa para fortalecer el sistema inmunológico.

Y es que una alimentación saludable puede mantenernos sanos. Si comemos adecuadamente podemos evitar muchas enfermedades que hoy acarrean al mundo. Pues con los alimentos también podemos sanar enfermedades. Es cuestión de saber elegir cuidadosamente de acuerdo a lo que nuestro cuerpo necesita.

Antibióticos naturales para un sistema inmunológico fuerte

  • Vinagre de manzana

Este vinagre posee una gran acción antibiótica y antiséptica, el cual alcaliniza naturalmente el sistema inmunológico. Además es un valioso aliado contra el colesterol y el riesgo de cáncer. Se debe tomar en pequeñas cantidades.

  • Repollo

El repollo es muy útil para restaurar las reservas minerales del cuerpo, gracias a los compuestos y microelementos que contiene. Además, cumple una función reguladora del tránsito intestinal, útil para prevenir muchas formas de cáncer.

  • Orégano

El aceite obtenido del orégano es antimicrobiano, antibacteriano, antiparasitario, antiviral y antimicótico. Es rico en antioxidantes como fenoles y flavonoides y fortalece el sistema inmunológico. Además, ayuda a aliviar los problemas respiratorios, los trastornos digestivos y el resfriado común.

  • Miel

La miel contiene una enzima que libera peróxido de hidrógeno, proceso por medio del cual ayuda al cuerpo a combatir las infecciones y evita el crecimiento de bacterias. Se considera un calmante para el sistema digestivo y además, elimina las toxinas de la sangre y regula la eficiencia de nuestro hígado.

  • Los fermentos

Estos pequeños microorganismos trabajan para aumentar y preservar la flora beneficiosa que se encuentra en nuestros intestinos. El chucrut, los pepinos crudos, el yogur probiótico, etc. son ricos en estos elementos.

  • Ajo

El ajo pertenece a la familia de las plantas bulbosas. Ayuda a combatir los radicales libres y es un antibiótico, antiinflamatorio, antiviral, antiparasitaria, antimicótica y antioxidante.  El ajo también contiene vitaminas, nutrientes y minerales que son beneficiosos para el bienestar total del cuerpo.

Seguramente tienes en tu casa alguno de estos antibióticos naturales. Aprovéchalos y ayuda a tu cuerpo a mejorar las barreras contra los virus y las infecciones.

También te puede interesar leer: Uso excesivo de antibióticos en los niños perturba la flora intestinal

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.