Anorexia: los mejores consejos para prevenirla

La anorexia es definida como un trastorno alimenticio, similar a la bulimia. Es una enfermedad donde la persona enfrenta el temor a aumentar de peso. Por ende, se abstiene de comer o, en su defecto, sigue una dieta muy estricta y peligrosa para la salud general.

¡Cuidado, la anorexia no es lo mismo que la bulimia!

Si bien es cierto que la anorexia y la bulimia son trastornos alimenticios donde el temor por el aumento de peso es el principal detonante, ambas enfermedades se desarrollan de forma distinta. En el caso de la bulimia, las personas que la padecen suelen estar más cerca del peso normal, a diferencia de las personas anoréxicas.

La bulimia está caracterizada por comer en exceso o ingerir alimentos altos en calorías para luego deponerlos por la boca mediante el vómito auto inducido. De modo que los ataques de bulimia pueden ser tanto espontáneos como planificados, siendo difíciles de detener e incontrolables una vez que comienzan.

Entre las principales señales que alarman sobre el padecimiento de bulimia destacan:

  • Excesiva práctica de ejercicios físicos.
  • Ayunar o mantener un régimen alimenticio estricto.
  • Consumir anfetaminas u otras drogas ilegales.
  • Abusar de fármacos para bajar de peso, diuréticos o laxantes.
  • Vómitos auto inducidos.

En el caso de la anorexia, el individuo se concentra más en evitar la comida para no aumentar de peso corporal.

Riesgos de la anorexia

Como cualquier otra enfermedad, no tratar la anorexia puede conllevar a otras complicaciones. Entre ellas:

  • Disminución de la presión arterial.
  • Alteraciones cardiovasculares.
  • Sistema inmunológico débil (anemia).
  • Desbalances en los electrolitos.
  • Trastornos intestinales o renales.
  • Ciclo menstrual irregular.
  • Depresión.
  • Pérdida muscular.
  • Alteraciones cerebrales que pueden incidir de manera negativa sobre la memoria y la concentración.
  • Trastornos de personalidad.
  • Nutrición errónea.
  • Abuso de drogas y/o alcohol.
  • Intentos de suicido.

Para evitar que estas complicaciones se concreten es indispensable evitar el consumo de fármacos que dicen “curar” la anorexia, tal como antidepresivos o antipsicóticos. Estos medicamentos NO son recomendados para tratar este trastorno alimenticio. Por el contrario, aumentan las probabilidades de desarrollar otras enfermedades como la diabetes tipo 2.

Los mejores consejos para prevenir la anorexia

A ciencia cierta, aún no se ha determinado por qué se suscita la anorexia o cómo vencerla. Sin embargo, hay formas de prevenir esta enfermedad mediante acciones simples que pueden ponerse en práctica en casa, tanto para conocimiento propio como para el de la familia, sobre todo si hay jóvenes en el grupo familiar.

  • Seguir un hábito alimenticio saludable.
  • Conocer las implicaciones de seguir una dieta estricta sin supervisión médica.
  • Enseñar percepciones realistas sobre la imagen corporal.
  • Entender que la delgadez extrema no eleva el atractivo físico, ni es beneficiosa para la salud.
  • Enfatizar que la personalidad es más importante que los atributos físicos.

Además de ello procura:

  • Mostrar a la familia las formas saludables de comer y practicar ejercicios físicos.
  • No fomentar valores culturales que consideran las anatomías delgadas como cuerpos esbeltos y perfectos.
  • Enfatizar sobre los efectos secundarios que derivan de la anorexia.

¡Vencí la anorexia! ¿Cómo evitar la recaída?

Para prevenir recaer en la anorexia debes tratar de:

  • No hablar sobre la cantidad de calorías que tienen las comidas.
  • Vigilar de cerca el peso y los hábitos alimenticios; esto puede ayudar a diagnosticar una posible recaída en etapa temprana.
  • Asistir a terapia cognitiva conductual u otros métodos de psicoterapia. Esto puede ayudar a desarrollar aptitudes de afrontamiento y modificar los procesos de pensamiento no saludables.
  • Si se trata de un familiar o amigo que ha vencido recientemente esta enfermedad, no cuestiones su estado ni su actual peso, y mucho menos hagas comentarios sobre qué tanto puede estar comiendo ahora.

¡Pide ayuda!

Vencer la anorexia no es fácil, pero sí es posible. Por eso, la asistencia médica es indispensable. En este caso:

  • Admite que padeces de un trastorno alimenticio que quieres vencer. ¡No te avergüences!
  • Habla con una persona, coméntale sobre la enfermedad que estás sufriendo. ¡No estás solo, apóyate en alguien cercano!
  • Busca ayuda de un profesional en la materia (nutricionista, psicólogo…).

La anorexia es una enfermedad que ocasiona efectos muy graves para la salud, toma las medidas preventivas ahora.