Bienestar

Andropausia: síntomas, causas y tratamiento

La andropausia, aunque parezca extraño, es un síndrome sin reconocimiento médico, pero se sabe que se caracteriza por la caída de la testosterona en hombres de 45 a 65 años.  La disminución de la producción de esta hormona en los hombres, forma un conjunto de síntomas psicológicos y fisiológicos que pueden ocasionar libido baja. Quédate para que conozcas más acerca de los síntomas de la andropausia.

Causas

Es necesario aclarar que la andropausia y la menopausia no están relacionadas, ya que esta afecta solo a una minoría de la población masculina. La disminución de la testosterona afecta la masa muscular, el sistema capilar y la gravedad de la voz y a pesar de una importante disminución en la producción de espermatozoides, el hombre continúa siendo fértil.

Principales síntomas

Aunque se manifiesta de manera diferente en cada persona, los síntomas más comunes suelen ser:

  • Deficiencia o disminución del deseo sexual
  • Pérdida importante de energía
  • Irritabilidad y cambios de humor
  • Depresión
  • Sofocos

Cambios significativos en el cuerpo

Los cambios físicos más resaltantes durante este proceso son:

  • Pérdida de masa muscular, convirtiéndose en grasa
  • Aumento de medida en la cintura
  • Disminución de vellos
  • Debilidad

En ocasiones, las hormonas masculinas se convierten en estrógeno, lo que puede causar ginecomastia, relacionada con el aumento de los senos.

La andropausia puede y debe ser tratada

Este síndrome puede afectar de manera significativa a los hombres que la padecen, su cuadro puede empeorar dando pie a enfermedades cardiovasculares, además de estar más expuestos a la osteoporosis. Para esto, existen tratamientos naturales y farmacológicos que pueden ayudar a sobrellevarlo.

Tratamiento

El tratamiento para la andropausia es básico, ya que consiste en recuperar la producción de la hormona perdida por este síndrome. Por lo tanto, es importante que prestes atención a los pasos a seguir para la recuperación de la testosterona.

●      Tratamiento farmacológico

La administración de la testosterona puede ser a través de:

  1. Gel de testosterona: se coloca sobre la piel diariamente y se debe tener cuidado de que el producto no entre en contacto con otras personas.
  2. Inyecciones: se inyecta directamente en el músculo cada 2 o 4 semanas. Puede ocasionar efectos secundarios como cambios de humor por los efectos de la variación en el nivel de testosterona.
  3. Parches transdérmicos: consiste en un parche colocado sobre la piel una vez por día, que envía regularmente testosterona al torrente sanguíneo.
  4. Cápsulas: se suministran dos veces al día luego de las comidas.

Si presentas algunos de los síntomas relacionados a la andropausia, no dudes en consultar con su médico tratante, este te ayudará a elegir el mejor método para recuperar la producción de tu testosterona y así evitar otro tipo de complicaciones.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.