4 remedios caseros de aloe vera para el acné

Si tienes problemas de acné el aloe vera puede convertirse en tu mejor aliado. Y es que es un ingrediente perfecto para combatir esos incómodos granos que dañan el rostro y también la autoestima.

El aloe vera no solo funciona como astringente, sino que también es antinflamatorio, regenera la piel y la limpia profundamente. Si tienes esta mágica planta en casa, puedes hacer milagros para tu piel. Descubre cómo hacerlo.

  1. Mascarilla natural

Una de las maneras más efectivas y sencillas de tratar la piel con aloe vera es haciendo una mascarilla facial casera. Para ello, solo debes extraer el cristal de la penca y mezclarlo con un poco de azúcar, miel, leche o aceite. Luego de esto debes abrir tus poros (puedes usar vapor) para posteriormente aplicar la mascarilla. Déjala actuar por al menos 20 minutos.

  1. Aprovecha al máximo el cristal

Cuando se extrae el cristal de la penca, verás que de él emana un líquido que algunos consideran “milagroso”. Aprovéchalo bien sea colocando este mismo líquido sobre la piel o pedacitos del cristal. Deja que actúe por unos minutos sin enjuagar para aprovechar todos los nutrientes de la planta.

  1. Zumo de aloe como tópico

Para disminuir la inflamación y el aspecto dañado de la piel a causa del acné puedes hacer un zumo que sirva como tópico. Para prepararlo solo debes mezclar la penca con una taza de agua, e incluso de limón. Esto servirá para remover las impurezas y aminorar la hinchazón.

  1. Cubitos de aloe

Un buen remedio para la piel cansada e inflamada debido al acné es combinar el efecto del hielo con los beneficios del aloe. Por ello puedes hacer unos “cubitos de aloe vera” que servirán como un bálsamo de hidratación. Además estos te ayudarán a disipar el enrojecimiento y a atacar el problema de los poros abiertos.

Para hacerlos tienes que cortar el cristal o las pencas en pequeños pedacitos y colocarlos dentro de las cubetas para hielo y guárdalos en el refrigerador por un rato hasta que notes que ya están hechos los cubitos. Luego puedes ponerlos suavemente sobre tu rostro y disfrutar de esta sensación de frescura y suavidad que nos brinda.

Estos remedios caseros de aloe vera, además de ser muy fáciles de preparar, son muy efectivos. No dejes de probarlos para combatir este problema en tu piel.