¡Alimentos y bebidas que te ayudan a dormir mejor!

Insomnio: No a los carbohidratos complejos

¿Quieres luchar contra el insomnio? Evite el pan blanco, la pasta refinada y el azúcar, los productos de panadería, que pueden reducir los niveles de serotonina y comprometer el sueño. En lugar de eso, elija cereales integrales antes de acostarse: Las palomitas de maíz, la avena o las galletas integrales con mantequilla de nueces son todas buenas opciones.

Un puñado de nueces

Las nueces son una buena fuente de grasas saludables para el corazón. Las almendras y las nueces, en particular, contienen melatonina, una hormona que ayuda a regular el ciclo de sueño y vigilia. Comerlos puede aumentar los niveles de la hormona en la sangre, ayudándole a dormir profundamente.

“Copos de leche”

Los alimentos ricos en proteínas magras, como la ricota, también contienen el aminoácido triptófano, que puede aumentar los niveles de serotonina. La serotonina es un químico cerebral y los niveles bajos pueden contribuir al insomnio. Para endulzarlos, añada a la ricota frambuesas, que son ricas fuentes de melatonina.

Una taza de té

Una taza de té por la noche (sin cafeína, por supuesto) puede ser un ritual de relajación perfecto. La manzanilla, el jengibre y la menta son opciones calmantes para la hora de acostarse.

Leche caliente

Científicamente, puede haber alguna relación entre el triptófano y el contenido de melatonina en la leche y la mejora del sueño. Quizás el más poderoso es el vínculo psicológico entre la leche caliente y la hora de acostarse de niños. Al igual que el té caliente, una taza de leche caliente puede proporcionar el fondo relajante perfecto para un sueño más descansado.

Fruta

Algunas frutas que contienen melatonina pueden ayudarle a dormirse más rápido y a despertarse con menos frecuencia durante la noche. Por ejemplo, el zumo de cereza agria y las cerezas enteras contienen mucha melatonina y también los plátanos, las piñas y las naranjas son fuentes. Si tiene insomnio, comer dos kiwis antes de dormir puede aumentar la duración de su sueño en una hora durante un mes.

Otras frutas y verduras ricas en antioxidantes (como bayas, ciruelas, y pasas) pueden tener un efecto similar al ayudar a contrarrestar el estrés oxidativo causado por un trastorno del sueño.