BienestarNutrición

Perejil y apio: alimentos que reducen el riesgo de cáncer de páncreas

La apigenina y la luteolina, son dos polifenoles que se encuentran en grandes cantidades en el perejil y el apio. Estas sustancias podrían prevenir el desarrollo de cáncer de páncreas.

En los últimos años, las investigaciones han estudiado seriamente las moléculas activas y saludables que se encuentran en frutas, verduras, especias o plantas comunes. Estos alimentos usados para preparar bebidas como el café, contienen polifenoles, que generan efectos biológicos potentes. Las propiedades anticancerígenas del EGCG del té verde, la delfinidina de los arándanos y el ácido elágico de las frambuesas son algunos. Muchos polifenoles tienen una fuerte actividad anti inflamatoria que podría contribuir al efecto anti canceroso de estas moléculas.

El apio y el perejil para bloquear la aparición del cáncer de páncreas

Según un estudio, la apigenina y la luteolina son particularmente eficaces para prevenir el cáncer de páncreas. Estos dos sustancias, que son particularmente abundantes en el apio y el perejil, bloquean la formación de nuevos vasos sanguíneos estimulados por la inflamación. Estas observaciones sugieren que el consumo regular de estos alimentos podrían prevenir el desarrollo de varios cánceres. Lo anterior, dado que estos vasos permiten la progresión de los tumores.

De hecho, investigadores de USA han observado que la adición de estas moléculas a las células cancerígenas, provocó una detención completa de su crecimiento, acompañada del inicio del programa de muerte celular por apoptosis. Estos efectos se observan a bajas concentraciones de apigenina y luteolina. Probablemente se deben a la propiedad de estas moléculas de inhibir fuertemente la actividad de la proteína glicógeno sintasa quinasa-3 (GSK-3 ). Dado que esta enzima desempeña un papel central en la supervivencia de las células cancerosas, su inhibición por la apigenina y la luteolina priva a estas células de un mecanismo esencial para su progresión causando su muerte.

Los investigadores también observaron que los dos polifenoles causaban cambios en la expresión de varias proteínas inflamatorias, en particular la interleucina-17 (aumento de 114 veces) y la linfotoxina alfa (aumento de 33 veces). Este importante impacto en la producción de moléculas inflamatorias podría, contribuir también a la acción anticancerosa de la apigenina y la luteolina.

 

15% menos de riesgo

Estas observaciones ilustran una vez más la cantidad de plantas que pueden influir positivamente en el riesgo de cáncer.

Los hábitos alimenticios seguidos por 540.000 personas han demostrado que la adopción de una dieta saludable rica en frutas, verduras y granos enteros combinados, con un consumo moderado de azúcar, grasa y alcohol, reduce el riesgo de cáncer de páncreas en un 15%. Por lo tanto, es probable que esta protección pueda aumentarse mediante el consumo frecuente de perejil y apio. Especialmente porque la apigenina y la luteolina se eliminan relativamente despacio del cuerpo y el consumo regular de estos alimentos, permite que los niveles en la sangre suban lo suficiente como para bloquear los procesos implicados en el crecimiento de las células cancerosas.

 

Fuentes: Traducido de Presse Santé

Johnson JL et de Mejia EG. Flavonoid apigenin modified gene expression associated with inflammation and cancer and induced apoptosis in human pancreatic cancer cells through inhibition of GSK- 3 /NF- B signaling cascade. Mol Nutr Food Res.

Arem H et coll. The healthy eating index 2005 and risk of pancreatic cancer in the NIH-AARP study. J Natl Cancer Inst. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.