Es muy común que las personas presenten, en algún momento de su vida, problemas para conciliar el sueño o dormir profundo toda la noche. En esto, además del estrés y el uso de aparatos tecnológicos, pueden influir los hábitos alimenticios; es necesario elegir alimentos adecuados para dormir bien.

Lo principal a tener en cuenta, es que se deben evitar las comidas muy cargadas y llenas de grasa. También es aconsejable comer mínimo dos horas antes de dormir. Acostarse llenos puede favorecer el insomnio.

Alimentos con almidón:

Entre los alimentos recomendables para cenar, que ayudan a dormir bien, están los que contienen almidón. Pues los carbohidratos que contienen proporcionan energía que necesita el cuerpo para los procesos durante el sueño. Estos alimentos, de manera moderada, y acompañados de proteína, favorecen el uso de triptófano, que ayuda a la segregación de serotonina y melatonina.

Algunas opciones son:

  • Arroz (integral preferiblemente)
  • Pasta
  • Pan integral
  • Cereales (avena, maíz trigo)
  • Tubérculos
  • Plátano verde

Por supuesto, todo debe ser en cantidades moderadas. No se recomienda consumir grandes cantidades de alimentos antes de dormir.

Alimentos con glucosa

Otra forma de regular el sueño, es consumiendo en la noche alimentos con glucosa. Pues según algunos estudios, el azúcar activa las neuronas del cerebro que intervienen en el sueño y en el mantenimiento del sueño. Así lo afrima Joëlle Adrien, presidenta del Institut national du sommeil et de la vigilance (INSV) y directora de investigación del Inserm.

Pero además, la secreción de insulina inducida por la ingesta de azúcar estimula la liberación de serotonina; un neuro-mediador que promueve el sueño, gracias a que es precursor de la melatonina.

Sin embargo, es importante que para que sea de forma más saludable, se eviten los productos con azúcar añadida. Es recomendable aprovechar la glucosa de los alimentos. Algunas opciones saludables son:

  • Frutas como el mango, banana, sandía, higo, granada
  • Verduras y hortalizas ricas en glucosa como la zanahoria y la remolacha
  • Miel natural

También te puede interesar: Fuentes de azúcar: elige las adecuadas para no engordar en aislamiento