Alimentos antiinflamatorios: qué comer para reducir la inflamación

La inflamación es un mecanismo de defensa natural para luchar contra las agresiones externas como el coronavirus. La inflamación es un proceso esencial. Durante la inflamación, las células del sistema inmunológico se mueven hacia la agresión (por ejemplo, una lesión) y producen grandes cantidades de moléculas llamadas citoquinas. Se puede ayudar a mejorar este síntoma, a través de alimentos antiinflamatorios.

El problema es que en algunas personas la inflamación continúa sin razón aparente. A veces se vuelve crónico, por ejemplo en forma de artritis o psoriasis, sin saber realmente por qué.

Una dieta antiinflamatoria reduce el riesgo de muerte prematura.

En este caso, una dieta específica basada en frutas y verduras puede actuar eficazmente como antiinflamatorio. Esta dieta también puede conducir a una curación más rápida de las heridas o al alivio del dolor en caso de inflamación aguda y evitar el riesgo de mortalidad.

De hecho, un estudio publicado en septiembre de 2018 demostró que seguir una dieta basada en alimentos antiinflamatorios se asociaba con un menor riesgo de muerte prematura. En este estudio de 68.273 suecos de 45 a 83 años de edad a los que se les hizo un seguimiento durante 16 años, los participantes que siguieron de cerca una dieta antiinflamatoria tuvieron un 18% menos de riesgo de mortalidad por todas las causas, un 20% menos de riesgo de mortalidad cardiovascular y un 13% menos de riesgo de mortalidad por cáncer. En comparación con los que siguieron la dieta en menor grado.

1. Apio

El apio es un remedio natural que mejora los procesos inflamatorios. Contiene poliacetileno que promueve la eliminación de toxinas. Esta sustancia también ayuda a aliviar el dolor debido a condiciones como la artritis reumatoide o la gota.

2. Repollo chino

La col china o bok choy es rica en vitaminas y minerales antioxidantes. Se dice que este vegetal verde contiene más de 60 sustancias fenólicas con propiedades antioxidantes. Como los ácidos hidroxicinámicos, que combaten eficazmente los radicales libres. La ventaja del bok choy es que se puede comer y cocinar de muchas maneras diferentes sin perder sus propiedades.

3. Espinacas

Esta planta es uno de los alimentos antiinflamatorios por excelencia. Las espinacas están llenas de flavonoides antiinflamatorios. Además, facilita la digestión y ayuda a absorber mejor los alimentos. Durante una inflamación, el nivel de acidez en la sangre aumenta, por lo que es aconsejable consumir alimentos ricos en productos alcalinos para recuperar un pH equilibrado. La espinaca es una de las verduras más alcalinas, y el extracto de espinaca para reducir la necesidad de comer y ayudar a perder peso.

4. Remolacha

La remolacha es otro vegetal con propiedades antiinflamatorias. Es rico en betanina, un antioxidante que no sólo le da su color rojo brillante, sino que también es un excelente antiinflamatorio. Esta verdura también es rica en magnesio, lo que limita el riesgo de enfermedades inflamatorias causadas por una deficiencia de magnesio. Cuando el magnesio se encuentra en bajas cantidades en el cuerpo, el calcio se acumula sin ser absorbido, causando cálculos renales a largo plazo. El consumo regular de remolacha aumenta el nivel de magnesio en la sangre y facilita la asimilación del calcio por el cuerpo.

5. Brócoli

El brócoli es una excelente fuente de antioxidantes, incluyendo flavonoides y carotenoides. Estas sustancias reducen el estrés oxidativo y ayudan a combatir la inflamación crónica, como el dolor de las articulaciones causado por la osteoartritis. El brócoli no es el único repollo que ayuda a combatir la inflamación, otras especies también son efectivas como el repollo clásico, la col rizada o la col china. Son una muy buena opción de alimentos antiinflamatorios.

6. Las uvas y sus derivados

Las uvas, el zumo de uva y el vino están llenos de un poderoso antioxidante, el resveratrol, que pertenece a los polifenoles. Esta sustancia antioxidante tiene un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. También tiene actividad antiinflamatoria.

7. Piña

La piña es la fruta antiinflamatoria por excelencia. Es rico en bromelina, una enzima digestiva que contiene azufre. Cuando se ingiere esta sustancia, mejora no sólo el mecanismo de digestión, sino también el proceso antiinflamatorio del cuerpo. En las personas que sufren patologías articulares, el consumo de piña ayuda a reducir la acumulación de líquidos en las articulaciones. Por lo tanto, reduce la inflamación y el dolor que suele producirse. Para aprovechar al máximo las propiedades antiinflamatorias de la piña, es aconsejable comerla fresca, en ayunas.

8. Las nueces

Las nueces son muy fáciles de conseguir. Este fruto oleaginoso es una importante fuente de vitamina E, un antioxidante lipofílico. La vitamina E, también conocida como tocoferol, es uno de los antioxidantes más importantes para la célula. Protege los lípidos de la membrana celular contra la entrada de radicales libres.

9. Cereza (Cereza morello en particular)

La cereza contiene antocianina, una sustancia conocida por sus propiedades antiinflamatorias. Esta fruta también es rica en quercetina, una enzima que ayuda a combatir la acción de los radicales libres. Las sustancias contenidas en esta fruta ayudarían en el tratamiento de las personas que sufren de artritis, en particular de gota. Los especialistas recomiendan consumir 15 cerezas al día para obtener todos sus beneficios.

10. Papaya

La papaya, una fruta exótica, debe sus propiedades antiinflamatorias a la papaína contenida en su carne. Esta enzima, frecuentemente utilizada en la medicina natural, alivia eficazmente el dolor y reduce varios tipos de inflamación. Para aprovechar al máximo los beneficios de la papaína, basta con consumir media papaya al día. Esta fruta también es muy digerible y limpia la mucosa digestiva actuando como antiséptico.

También te puede interesar leer: Piel bonita, sana y firme: consejos para lograrlo durante el confinamiento

Fuente:

Journal of Internal Medicine (DOI : 10.1111/joim.12823)