Alemania sigue luchando contra el coronavirus: nuevos brotes alarman

Alemania sigue luchando contra el coronavirus, pues han surgido nuevos brotes que tienen a las autoridades en vilo. Uno de ellos es el ocurrido en el matadero de Gueterslosh. Debido a esto, en este momento el país mantiene un alto número de contagios y ciudadanos en cuarentena; miles.

Las autoridades elevaron el nivel de alerta en el país y se adelantan acciones de mitigación de la propagación del virus a niveles locales. Pero además, en ciertos puntos del país, los habitantes han realizado protestas, que también se volvieron focos de contagio.

Solo para el caso de la planta de tratamiento de carne, se registran más de 1.300 casos de coronavirus y van en aumento; con otras 7.000 en aislamiento. La planta está ubicada en la región de Renania.

Este particular aumento de casos, está poniendo entre dicho las posibilidades de un control de la pandemia a largo plazo; incluso, podrían retomarse algunas restricciones. Sin embargo, se descartaron cierres a nivel regional, pues se pudo controlar el brote entre los trabajadores del lugar; evitando que afectara a otros habitantes de la ciudad.

Las protestas en Alemania que generaron brotes de coronavirus.

Como se mencionó anteriormente, el brote de coronavirus en la planta cárnica, no es el único que está azotando a Alemania en estos momentos. En un edificio de Göttingen, se presentó otro, haciendo necesario someter a aislamiento a 700 habitantes.

Esto provocó incomodidad en la población del sector; desatando reacciones violentas con protestas, en las que 200 personas intentaron violar la medida sanitaria y se enfrentaron a la policía. Para esto, los civiles utilizaron fuegos artificiales, botellas y barras de metal;y varios policías resultaron heridos cuando la gente intentaba atravesar un cordón de seguridad.

Frente a esto, las autoridades locales hablaron de problemas de comunicación, pues muchos residentes no entendieron la necesidad de una segunda prueba antes de salir de la cuarentena. Por lo que han empezado a traducir la información a rumano; la información ahora es enviada en ambos idiomas a quienes así lo requieren.

Entonces, Alemania sigue luchando contra el coronavirus, pero no sólo desde la perspectiva médica, sino también social y económica.

También te puede interesar leer: Nuevo brote de coronavirus en Alemania: infección masiva en una fiesta