Hablamos

Alarma de los investigadores: bacteria “comecarne” se extiende en Australia

Doscientos noventa nuevos casos de úlcera de Daintree en 2019, una enfermedad infecciosa de la piel y los tejidos blandos también conocida como úlcera de Buruli, se han detectado en tres suburbios de Melbourne, en el estado federal de Victoria, en Australia.

Las autoridades sanitarias emitieron una advertencia el martes después de que se identificaran varios casos nuevos de úlcera de Buruli en las zonas de Essendon, Moonee Ponds y Brunswick. Aunque las autoridades afirman que el riesgo de contraer la infección en estas zonas es bajo, es la primera vez que se reconoce que las zonas no costeras de Victoria son una fuente potencial de riesgo.

La terrible enfermedad, causada por una bacteria transmitida por un mosquito que literalmente se come la carne de quienes la contraen, está causando una gran incertidumbre en todo el mundo. La bacteria libera una toxina que debilita el sistema inmunitario y provoca la muerte de las células de los tejidos, normalmente en brazos y piernas.

Si se diagnostica a tiempo, la úlcera puede erradicarse con un tratamiento antibiótico, pero, si no es así, puede ser necesario extirpar el tejido infectado mediante cirugía. El profesor Tim Stinear, del Instituto Doherty, que dirige un proyecto conjunto de investigación sobre la úlcera de Buruli, afirma que la enfermedad es poco frecuente, pero que Victoria registra uno de los mayores números de casos del mundo.

El científico descubrió que algunos mosquitos llevan la bacteria en sus partes bucales y que la zarigüeya nativa de Australia es particularmente susceptible a la bacteria. «Si te infectas con la bacteria hoy, puedes tardar hasta seis meses en mostrar los síntomas», explicó a los medios locales. Sin embargo, todavía se sabe muy poco sobre esta enfermedad, que afecta principalmente a África, Sudamérica, Asia y las islas del Pacífico.

No es la primera vez que la bacteria «comecarne» llega a Australia: en 2011 se registraron 60 casos. La infección, en los casos graves, puede dar lugar a complicaciones graves, como fiebre alta y encefalitis, que a su vez pueden provocar daños cerebrales permanentes y la muerte. Nuevos estudios, sugieren que en el estado de Victoria podrían producirse cientos de nuevas infecciones al año y la epidemia podría durar de 10 a 20 años.

También puede interesarle leer: Después de la vacuna: ¿cómo saber si eres inmune al covid?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.