Agua en los oídos ¡No sacudas tu cabeza para sacarla!

limpiar los oidos

Es muy común que cuando vamos a playa, piscina o nademos en algún otro lugar, se nos pueda meter agua en los oídos. Cuando esto pasa, lo primero que hacemos, tal vez por instinto, es sacudir la cabeza para intentar que salga; pero es algo que para nada se recomienda hacer.

Sacudir la cabeza para expulsar el agua dentro de los oídos es poner en riesgo la salud, pues se podría causar problemas cerebrales.

Así lo demostraron la Universidad de Cornell y el Tecnológico de Virginia; instituciones que se unieron para realizar estudios sobre el tema; cuyos resultados se presentaron en la reunión anual de la División de Dinámica de Fluidos de la Sociedad Americana de Física.

El estudio

En cabeza del equipo estuvo el Dr. Anuj Baskota. Ellos, a través de la fiel reproducción de un oído en 3D, replicaron lo que podría suceder si se sacude la cabeza cuando entra agua a este órgano.

En la simulación, los científicos pudieron observar, que para expulsar el líquido y liberar el canal auditivo al sacudir la cabeza, se requiere de mucha fuerza; a tanta intensidad que es capaz de infringir daños graves en el cerebro.

Pero hay otra advertencia importante por parte de los investigadores. Los niños pueden presentar mayores daños. Esto se debe a que cuando el canal auditivo es más pequeño, requiere una fuerza mayor para expulsar el agua de de él, con esta técnica. En esto también influye la posición y la cantidad de agua que haya en el tubo.

Es por esto entonces, que cuando se entra agua a los oídos, no se debe sacudir la cabeza para tratar de expulsarla; especialmente si son niños. En cambio, la forma correcta de expulsar el líquido debe ser acostarse de lado; también se puede sacar agitando de forma suave el lóbulo de la oreja. Aunque también hay productos en el mercado que ayudan a expulsar el agua, como gotas o incluso, aspiradores de oído que no le causan daño alguno.

Puedes evitar este problema, usando tapones de oídos o bandas especiales al momento de sumergirte en el agua.

También te puede interesar leer: Limpiar los oídos de forma adecuada: cómo hacerlo sin causar daño