Las aftas en la boca: Remedios naturales

¿Quién no ha sentido molestias y ardor en la boca, en el paladar, en las mejillas y en las encías por culpa de las aftas? Estas pequeñas erosiones blancas o ulceras con una periferia enrojecida no son contagiosas, se le suele confundir con herpes labial.

Este tipo de ulceras son afecciones comunes y suelen reaparecer. Los médicos no han llegado a un consenso de las causas de las aftas, pero se manejan varias hipótesis, donde se cree que son causadas por baterías, virus o problemas con el sistema inmunológico. Ahora factores como el estrés, las alergias, el tabaco, el alcohol, problemas de deficiencias en vitaminas y los genes, pueden contribuir a que las aftas aparezcan en unas personas más que otras.

Remedios naturales para contrarrestar las aftas

En casa tenemos alimentos y recursos que nos permiten contrarrestar y sanar las ulceras en la boca. A continuación, les presentaremos algunas alternativas.

  • Té árbol aceite: Poner una gota en un algodón hisopo y aplique en la ulcera.
  • Aloe vera: En este caso, es a ser aplicado o directamente el gel que sale de la hoja de la planta, o cremas a base de aloe, pero que son para el uso de la mucosa, no cutáneo.
  • Propóleos: que ayuda a reducir la inflamación y previene las infecciones bacterianas,
  • Caléndula: se utiliza en forma de ungüento local para una interna, tiene una acción antiinflamatoria y curativa
  • Bicarbonato: se trata de aplicar poco bicarbonato de sodio a la lesión. En ausencia de bicarbonato de sodio, puede proceder con sal marina.

Limón: tiene una acción desinfectante y astringente, pero tenga cuidado de que se no se queme.

  • Ajo: Tiene acción antiviral. Se frota un diente de ajo en la zona afectada
  • Extractos de astrágalo, muérdago, ajo, aloe, y la cúrcuma: ayudan a estimular el sistema inmunológico.

Sin embargo, es importante complementar estos remedios con vitaminas A, C,E, y D, sales marinas, selenio y polifenoles, que este último lo podemos encontrar en muchos alimentos. La vitamina C es importante porque refuerza el sistema inmunológico, a su vez, actúa como un poderoso antioxidante. En caso que las aftas perduren por mucho tiempo, es importante ir donde un médico, para que lo evalué apropiadamente.