Todo lo que debes saber acerca del ADN

ADN y su estructura

Es la base de todo nuestro cuerpo, y posee la información de cómo seremos durante nuestro desarrollo. Además, se encarga de que podamos sintetizar proteínas en el cuerpo debido a sus compuestos. Aun así, pocos conocen lo que en realidad es y su información más básica.

¿Qué es el ADN?

Las siglas ADN se refieren al Ácido Desoxirribonucleico, es la unidad más importante de nuestro genoma y en ella se encuentra toda la información genética de lo que seremos y lo que serán nuestros descendientes.

El ADN es el encargado de almacenar, transportar y transmitir la información genética de nuestro cuerpo de generación en generación, además de ser el responsable de dar las instrucciones al momento de formarnos y de sintetizar las proteínas en nuestro cuerpo.

Características del ADN y su estructura

Muchos consideran que el ADN para cada persona es único en su totalidad. Sin embargo, en realidad el 99,9% de la información contenida en este ácido es común y sólo un 0,01% es el que nos hace completamente únicos.

El ADN está compuesto por nucleótidos y cada uno de ellos está compuesto por 3 partes, una de azúcar llamada desoxirribosa, que le da su nombre, un grupo fosfato y 4 bases nitrogenadas llamadas Adenina, Guanina, Citosina y Timina que arman las cadenas.

Además, está formado por una estructura de doble hélice que se forma a partir de la información genética que se recibe de la madre y otra del padre al momento de la fecundación, transportando el código genético a lo largo de su cadena de genes.

Función del ADN

Principalmente, como ya te explicamos, el ADN es el vital almacenador de información de nuestro cuerpo, es donde se encuentra todo el genoma humano y llevará nuestra información genética a nuestros hijos.

Sin embargo, esta no es su única función, pues también, según su código, puede sintetizar proteínas, traducirlas e incluso crear otras nuevas para que el cuerpo las utilice con ayuda de otro ácido nucleico llamado ARN o ácido ribonucleico, cuya diferencia está en la molécula de azúcar llamada Ribosa, que le da su nombre.

Además, el ácido desoxirribonucleico también es capaz de duplicarse a sí misma, creando una copia idéntica, con la misma información y el código genético exacto, para transmitir la información a las otras células que se crean en el cuerpo. Así determina cómo actuar continuando con la transferencia de los datos genéticos en el cuerpo.