Adelgazar de forma saludable : 5 trucos mentales

Adelgazar
trucos mentales para comer mejor y adelgazar de forma saludable

Muchos de nosotros asociamos el perder peso con dietas que restringen tantos alimentos que llegan a causar ansiedad y mal humor. ¿El resultado? Terminamos refugiándonos en los snacks, dulces y grasas para calmar los impulsos de comer sin medida y como consecuencia se crea un eterno  círculo vicioso que no permite  bajar de peso.

La verdad es que los regímenes que matan de hambre son garantía de fracaso, sin obviar los efectos perjudiciales para la salud. Pero incluso, si se sigue un plan saludable, la tasa de abandono de las dietas contra la obesidad es igualmente alta. ¿Por qué ocurre esto?

Diversos estudios calculan que 80% de las personas abandonan sus esfuerzos para perder kilos al poco tiempo. Y esto sucede tanto con dietas sanas como con las extremas. Entonces, ¿qué es lo mejor?

Sigue estos 5 trucos para decir adiós al sobrepeso y la obesidad de forma sana y permanente.

1. Engaña a tu mente con platos pequeños

La comida entra por la boca y ¡por los ojos! Indícale a tu mente que las raciones que te sirves son suficientes para saciarte y usa platos pequeños. Los platos más grandes envían la señal de que debes llenar todo el espacio y servirte de más.

2. Bebe más agua en vasos grandes

Hidratarte más te ayuda a depurarte y a aminorar las ganas de comer. Usa vasos grandes para beber suficiente líquido durante el día. Si tomas té, infusiones y zumos no les añadas azúcar. Trata de acostumbrarte a su sabor natural.

3. Come más lento y mastica bien

Disfruta cada bocado y mastícalo, al menos, unas 8 a 10 veces. Al comer rápido y con ansiedad, tu cerebro no procesa que comiste y al rato, volverás a tener hambre. Toma consciencia del momento masticando con pausa.

4. Mantén visible las opciones sanas

Cuando tenemos hambre es muy común optar por malas elecciones si no hay algo sano a la vista. Deja siempre las frutas y snacks saludables cerca de ti. Así, tomarás lo mejor y no un dulce, gaseosa o pastel.

5. Come sin sentir culpa

No te prohíbas ciertas comidas ni te tortures con ello. Trata principalmente de controlar el impulso por comer, sobre todo si son porciones altas en calorías, grasas, azúcar refinada y harinas. Y en caso de que no te puedas resistir, reduce la ración y no te culpes por ello luego.

Leer también : Apio y cebolla. Dos aliados para adelgazar