Aceite esencial de limonero: beneficios y usos para la salud

El limonero, de su nombre científico Citrus limon, es un árbol cultivado principalmente por su fruto: el limón. Además de su interés por la comida, los cosméticos y la perfumería, también atrae a muchos terapeutas gracias a sus cualidades curativas. Además, en la aromaterapia se explotan cada vez más las virtudes de una esencia concentrada extraída de sus hojas; es así como el aceite esencial de limonero se ha vuelto conocido.

Perfil bioquímico del aceite

El aceite esencial de limonero es rico en limoneno, que representa entre el 60 y el 75% de sus componentes. También contiene citral. En cuanto a sus características organolépticas, se reconoce fácilmente por su olor fresco, dulce y a limón.

Principales indicaciones terapéuticas

El aceite esencial de limón estimula las funciones del sistema digestivo. Al favorecer la digestión, ayuda a combatir ciertos trastornos como la hinchazón o la indigestión. También mejora las funciones hepáticas, pancreáticas y renales. Al hacerlo, promueve las funciones purgativas del cuerpo. También participa en la evacuación de toxinas y la eliminación de cálculos renales.

Además, tiende a estimular la circulación sanguínea y linfática. Participa, entre otras cosas, en la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Así pues, contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y a aumentar la tonicidad venosa.
Este aceite también desarrolla propiedades tónicas. Combate eficazmente los estados de fatiga física y la baja energía. A nivel psicológico, es útil en caso de nerviosismo y falta de concentración.

Sus otras indicaciones en la medicina natural son las siguientes:
  • Debilitamiento del sistema inmunológico
  • El sobrepeso y la obesidad
  • Náuseas y mareos
  • Condiciones dermatológicas: Dermatitis y eczema
  • Infecciones de origen viral, microbiano y bacteriano
  • Enfermedades inflamatorias: artritis y tendinitis
  • Problemas capilares: cabello graso y caspa

Recomendaciones de uso y dosificación

El aceite esencial de limonero puede administrarse tanto interna como externamente.

  • Uso oral:

    En un cubo de azúcar, añade 2 gotas de aceite esencial de limón. Esto estimula las funciones digestivas y ayuda a combatir las náuseas.

  • Ruta local (cutánea y capilar):

    Para un aceite para masajes, proporcione una preparación aceitosa hecha de 2 gotas de aceite esencial y 8 gotas de aceite vegetal. En 2 ó 3 veces al día, aplique delicadamente la mezcla directamente en las zonas afectadas.
    Para resolver los problemas del cabello, incorpore una gota de aceite esencial en una pequeña cantidad de champú.

  • En la difusión atmosférica:

    Ponga de 2 a 3 gotas en el difusor. Repita la operación cada hora según sus necesidades.
    Precauciones de uso, contraindicaciones y efectos secundarios conocidos

El aceite esencial de limonero no se recomienda a las mujeres embarazadas y en período de lactancia, así como a los niños menores de 6 años, a menos que lo indique un médico. En este caso, el uso terapéutico debe hacerse bajo la estrecha supervisión de un terapeuta.
Además, la aplicación cutánea en su forma pura causa irritaciones cutáneas más o menos graves. Para evitarlos, es preferible diluirlo siempre. También debe evitarse la exposición al sol y a los rayos UV después de cada aplicación.

También te puede interesar leer: Aceites esenciales contra la celulitis: 11 opciones muy útiles