Aceite de ricino, ideal para detener la caída del cabello

aceite de ricino

El aceite de ricino actúa como un efectivo tratamiento natural capaz de combatir la pérdida de cabello, ya que sus compuestos permiten nutrir y reforzar el cuero cabelludo. Además, le aporta las vitaminas y los minerales necesarios para evitar la excesiva pérdida que aqueja tanto a hombres como a mujeres.

Por eso, te comentamos más sobre las propiedades y la forma de aplicación de este aceite sobre el cuero cabelludo a fin de combatir el daño.

Propiedades del aceite de ricino

El aceite de ricino es rico en propiedades antifúngicas y antibacterianas que son altamente efectivas para tratar el folículo del cuero cabelludo. Da un vistazo a sus potentes componentes:

●       Es rico en ácidos grasos omega 3 y 6

Estos ácidos grasos reactivan el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo y ayudan a fortalecer los folículos pilosos. Además, iguala el pH y renueva los aceites naturales.

●       Posee ácido graso omega 9

Mejor conocido como ácido ricinoleico, el cual evita que las bacterias y hongos puedan afectar el cuero cabelludo. A su vez, actúa como protector de la fibra capilar dándole un mayor nivel de hidratación, y favoreciendo su crecimiento.

Aplicación del aceite de ricino en el cabello

El aceite de ricino es un componente que puedes mezclar con otros para intensificar sus resultados. Cualquiera que sea el caso, toma en cuenta lo siguiente:

●       Lava y seca tu cabello

En primer lugar, lava bien tu cabello con el champú habitual; encárgate de frotar adecuadamente el cuero cabelludo. Luego, utiliza abundante agua para asegurarte de que no queden extractos del champú, y retira el agua de tu cabello con una toalla totalmente limpia.

●       Aplica el aceite de ricino

Con el cabello húmedo procede a aplicar el aceite de ricino, con la ayuda de tus yemas masajea muy bien la raíz del cuero cabelludo. Luego, con mucha paciencia y dedicación sigue masajeando hasta llegar a las puntas.

Posteriormente, envuelve tu cabello en una toalla y deja que el aceite actúe por unos 20 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, lava nuevamente el cabello con el mismo champú, a fin de eliminar los restos del aceite alojados en la raíz.

Puedes repetir este tratamiento 3 veces por semana durante dos meses para que tengas resultados más eficaces.

El aceite de ricino fortalece, renueva y nutre tu cuero cabelludo, detiene la excesiva pérdida de cabello, y le devuelve su brillo.