Abuso de alcohol: ¿bebes demasiado? síntomas y tratamiento

¿Qué es el abuso de alcohol?

El abuso del alcohol es un problema grave. Es el hábito de beber frecuentemente y/o en exceso. Interfiere con tu vida diaria. Puedes sufrir de abuso de alcohol si bebes demasiado de una vez o demasiado a menudo durante la semana. También es un problema si no puedes dejar de beber y eso perjudica tus relaciones. El abuso de alcohol puede dificultar el funcionamiento en el trabajo y en otras áreas de su vida.

Abusar del alcohol puede llevar a la dependencia física de este, lo que se llama alcoholismo. El exceso de alcohol en un momento dado también puede conducir a la intoxicación.

Abusa del alcohol cuando:

  • Bebes 7 copas a la semana o más de 3 copas en cada ocasión (para las mujeres).
  • Bebes más de 14 tragos a la semana o más de 4 tragos en cada ocasión (para los hombres).
  • Bebes más de 7 tragos por semana o más de 3 tragos en cada ocasión (para hombres y mujeres mayores de 65 años).
  • Beber estas cantidades de alcohol perjudica tu salud, tus relaciones, tu trabajo y/o te causa problemas legales.

Síntomas de abuso de alcohol:

  • Has intentado dejar de beber alcohol durante una semana o más, pero no puedes pasar unos días.
  • No puedes dejar de beber una vez que has empezado.
  • Reconoces que necesitas dejar o reducir tu consumo de alcohol.
  • No puedes realizar tus tareas en el trabajo o en casa cuando estás bebiendo.
  • Te sientes culpable después de beber.
  • Otros te dicen que tienes un problema.
  • Te sientes molesto por las críticas sobre tu forma de beber.
  • Tomas una copa por la mañana para volver a levantarte después de haber bebido demasiado la noche anterior.
  • Has herido físicamente a alguien más o a ti mismo después de beber demasiado. Esto puede deberse a accidentes o a la violencia.
  • Escondes tu bebida o el alcohol.
  • Tienes lapsos de memoria y desmayos después de beber demasiado.
  • Estás deprimido.
  • Te multan por infracciones de tráfico o por conducir bajo la influencia del alcohol.
  • Tu forma de beber interfiere con tus relaciones.
  • Tus manos tiemblan.

El alcohol también tiene otros efectos sobre la salud. Puede causar cirrosis, enfermedades del hígado. Es una de las principales causas de muerte y lesiones por accidentes. Puede perjudicar la salud de su bebé si usted bebe alcohol durante el embarazo. Puede causar una úlcera sangrante e irritar el revestimiento del estómago. El alcohol también puede hacer que aumente de peso, que se enferme o se maree, que tenga mal aliento y que se agriete la piel.

¿Qué causa el abuso de alcohol?

La gente abusa del alcohol por muchas razones. Puede deberse a la presión social, al deseo de relajarse, a un mecanismo de afrontamiento de la ansiedad, la depresión, la tensión, la soledad, las dudas o la infelicidad, o a un historial familiar de abuso de alcohol.

¿Cómo se diagnostica?

Muchas personas que abusan del alcohol se enteran por sus familiares y amigos que tienen un problema. Los médicos suelen pensar que una persona abusa del alcohol cuando:

  • El beber repetidamente interfiere con tus responsabilidades en el trabajo, en casa o en la escuela.
  • El consumo repetido de alcohol le pone a usted o a otra persona en peligro físico (conducir, operar maquinaria, mezclar alcohol y medicamentos, beber durante el embarazo).
  • El consumo repetido de alcohol conduce a problemas legales.
  • La bebida repetida daña sus relaciones.

¿Es posible prevenir o evitar el abuso de alcohol?

Si tiene un historial familiar de alcoholismo o abuso de alcohol, puede que tenga que intentar resistirse o limitar su consumo. Hay otras formas de reducir la bebida:

  • Limítate a un solo trago cuando estés solo o con amigos.
  • Busque tratamiento para los problemas de salud mental subyacentes.
  • Evite pasar tiempo con otras personas que abusan del alcohol.
  • Hable con su médico.
  • Considere la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo formado por otras personas con el mismo problema.

Su médico puede examinarlo para detectar el abuso de alcohol.

Tratamiento

Si eres tú quien sufre de abuso de alcohol, el primer paso es reconocer que necesitas ayuda. Muchos estudios muestran que las personas que luchan contra el abuso del alcohol pueden beneficiarse de algún tipo de tratamiento. Sin embargo, cada persona es diferente. No todos los tratamientos funcionan igual para todas las personas. Cuanto antes una persona busque tratamiento, mejores serán los resultados.

La terapia conductual puede utilizarse para tratar el abuso del alcohol. La terapia puede adoptar la forma de grupos de apoyo, asesoramiento o una combinación de ambos. Algunos medicamentos recetados pueden tratar el abuso de alcohol ayudando a las personas a dejar de beber o a reducir su consumo. Como con todos los medicamentos, algunos pueden causar efectos secundarios.

Una vez que hayas encontrado un tratamiento que funcione para ti, es importante que te atengas a él. También es útil evitar situaciones en las que se bebe mucho alcohol.

Vivir con el abuso del alcohol

Vivir con el abuso del alcohol significa reconocer los factores desencadenantes que te hacen querer beber. Por ejemplo, salir con otras personas que beben te hará la vida difícil. Puede que esté estresado o infeliz en su vida y que no tengas un consejero o amigo con quien hablar. Esto puede llevarte a recurrir al alcohol para ayudarte a sobrellevar la situación.
Vivir con el abuso del alcohol seguirá siendo una lucha si no reconoces que necesitas ayuda. Seguirá poniendo en riesgo su seguridad, su trabajo o sus relaciones.