¿Cómo abordar el dolor sin medicamentos?

Generalmente cuando sientes dolor, lo primero que se te ocurre es buscar el cajetín de primeros auxilios o ir a la farmacia más cercana, pero cuando el mismo se vuelve constante o crónico los medicamentos solo te ofrecen un alivio temporal sin atacar de raíz la afección causante del dolor.

Es bien sabido que la ingesta frecuente de fármacos puede afectar negativamente tu salud. Por eso, hoy te mostraremos diferentes alternativas con las que podrás controlar eficazmente el dolor sin necesidad de recurrir a los medicamentos.

Terapias de calor y frio

El calor ayuda que los músculos se relajen, tiene efecto antinflamatorio y permite un mejor flujo sanguíneo, con lo que se puede mejorar en gran medida la intensidad del dolor. Puedes darte baños de agua caliente o colocar compresas o almohadillas calientes en la zona afectada.

La terapia de frio también es muy buena para aliviar el dolor, al tener contacto con el cuerpo, el frio reduce el flujo sanguíneo, evita que el cerebro emita señales rápidas de dolor al cuerpo y al igual que el calor tiene efecto antinflamatorio. Es recomendable aplicar compresas frías especialmente en articulaciones doloridas.

Masajes

Son una excelente alternativa para aliviar dolores crónicos, diversos estudios demuestran que las terapias de masaje profundo en los tejidos mantienen bajo control el dolor de la espalda baja hasta por un periodo de 6 meses. Además, es una técnica ideal para relajar los músculos que te dará una sensación de calma y bienestar.

Terapia de la mente

También llamada terapia cognitiva-conductual, puede ayudarte manejar tus sentimientos y pensamientos de manera tal que los enfoques positivamente en relación a las respuestas que da el cuerpo.

La depresión, el estrés y la ansiedad son factores que pueden desencadenar dolor crónico, de allí la importancia controlar la parte emocional del dolor. Una terapia que puedes aplicar es la hipnosis, esta contribuye a la relajación profunda del cuerpo para aliviar el dolor.

Acupuntura

Esta es una técnica milenaria y muy eficaz de la cultura china utilizada para aliviar dolores crónicos de prácticamente cualquier índole. Consiste en colocar agujas muy pequeñas a lo largo del cuerpo en puntos específicos para mantener el malestar bajo control.

Fisioterapia

Este tipo de terapias puede ayudarte a hacer ejercicios de manera adecuada para prevenir y aliviar el dolor crónico. El fisioterapeuta te enseñará a mover despacio los músculos y articulaciones para evitar contracturas y fortalecerlos. Con este tipo de terapias estarás tratando de raíz la causa del dolor y no solo aliviarlo de forma superficial como lo harían los medicamentos.

No es necesario que siempre tengas en tu cartera o mesa de noche un envase de pastillas que solo te harán sentir mejor a ratos. Como puedes ver existen otras alternativas que son mucho más eficaces, solo es cuestión de que descubras cuál de ellas es la ideal para aliviar el dolor que te aqueja.