Estilo de vida

Alcoholismo: una microbiota no saludable promueve el alcoholismo

publicidad

Un estudio de la Universidad Católica de Lovaina reveló un importante descubrimiento sobre el alcoholismo. Los sujetos alcohólicos con una microbiota intestinal alterada están más deprimidos, ansiosos y más atraídos por el alcohol que los alcohólicos con una microbiota normal.

El trabajo dirigido por los profesores Philippe de Timary y Nathalie Delzenne, fue publicado en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS). Este amplía aún más el campo de las funciones de la microbiota en el ámbito de la salud.

Una microbiota alterada promueve el alcoholismo

Específicamente, sugieren que la microbiota, cuando se perturba, puede ser un nuevo jugador en la dependencia del alcohol. Los investigadores observaron que algunos pacientes alcohólicos tenían alterada la composición y función de la microbiota intestinal o disbiosis; mientras que otros mantenían una microbiota comparable a la de los sujetos sanos.

Además, la disbiosis se asocia con un aumento significativo de la permeabilidad intestinal, lo que sugiere que las bacterias o sus metabolitos pueden regular la función de barrera del intestino. Sorprendentemente, sin embargo, los sujetos alcohólicos con disbiosis parecen más deprimidos y ansiosos, y muestran un apetito marcadamente mayor por el alcohol.

El cuidado del intestino en el manejo de la dependencia del alcohol

Por lo tanto, esta interrupción de la microbiota parece estar asociada a una forma más grave de adicción y a un mayor riesgo de recaída después de un programa de desintoxicación. Estos resultados sugieren que el eje intestino-cerebro, ya mencionado en varias patologías, también está implicado en la dependencia del alcohol. Hacen de la microbiota un objetivo potencial hasta ahora insospechado para el manejo de la adicción.

Lo más importante a tener en cuenta, es que en cualquier caso, el exceso de alcohol es perjudicial para la salud.

 

Fuente:

Leclercq : Intestinal permeability, gut-bacterial dysbiosis, and behavioral markers of alcohol-dependence severity. PNAS

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.