9 Alimentos con propiedades antibióticas naturales

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

La medicina moderna ha utilizado los antibióticos como una herramienta fundamental en el tratamiento de infecciones bacterianas. Sin embargo, también existen fuentes naturales de antibióticos que han sido utilizadas durante siglos. Hoy en Salud y Alimentación, exploraremos los mejores alimentos naturales con propiedades antibióticas, sus posibles usos y cuándo es necesario consultar a un profesional de la salud.

- Publicidad -
Alimentos propiedades antibióticas
Foto: Freepik

1. Miel

La miel es un alimento natural con propiedades antibacterianas destacables. Contiene peróxido de hidrógeno, que actúa como un agente antibacteriano natural. Además, la miel de Manuka, que no contiene peróxido, ha demostrado efectos significativos contra las bacterias. En entornos médicos, la miel se utiliza para tratar heridas postoperatorias, enfermedades de la piel, úlceras, quemaduras y enfermedades oculares, entre otros. Sin embargo, aún no se ha establecido la concentración y los tipos de miel que son más efectivos para cada tipo de herida o infección.

2. Ajo

El ajo ha sido utilizado durante siglos para combatir infecciones bacterianas. Estudios han demostrado que el ajo y sus derivados pueden ser efectivos contra bacterias como Salmonella, E. coli y Staphylococcus aureus. Compuestos como la alicina, el ajoeno y el sulfuro de alilo presentes en el ajo le confieren propiedades antibacterianas. Sin embargo, aún no se ha determinado la dosis y la mejor forma de administrar el ajo como sustituto de los antibióticos, por lo que es recomendable consultar a un profesional de la salud.

3. Jengibre

Además de sus numerosos beneficios para la salud, el jengibre posee un amplio espectro antimicrobiano que protege contra diversos microorganismos. También puede ayudar a combatir bacterias responsables de enfermedades periodontales, E. coli e infecciones estafilocócicas. El jengibre está disponible en forma de extractos, tinturas, aceites y cápsulas orales, y puede consumirse como té, jugo, caramelos o pastillas. Sin embargo, se desaconseja dar jengibre a niños menores de 2 años, y los adultos deben limitar su consumo a 4 gramos al día, o 1 gramo al día para mujeres embarazadas.

4. Equinácea

La equinácea es una planta perenne que posee propiedades antibacterianas. Ha sido utilizada durante mucho tiempo para tratar heridas e infecciones del tracto urinario. También se sugiere que puede ser efectiva contra bacterias respiratorias. La equinácea está disponible en forma de ungüentos para uso tópico, así como extractos, tinturas, tabletas y cápsulas, generalmente tomados tres veces al día durante un máximo de 10 días.

5. Mirra

La mirra contiene compuestos antibióticos que pueden ayudar a proteger contra algunas infecciones respiratorias y la gingivitis. Se ha sugerido que la mirra podría ser eficaz en el tratamiento de la tricomoniasis, una infección de transmisión sexual que no responde a otros tratamientos. También puede ayudar a combatir bacterias responsables de la enfermedad de Lyme. A diferencia de la mayoría de los antibióticos, la mirra puede eliminar bacterias que no se reproducen y no causa resistencia a los antibióticos. Sin embargo, se necesitan más investigaciones y no hay pautas claras sobre la dosis y la administración.

6. Tomillo

El tomillo puede ofrecer protección contra bacterias como E. coli, Listeria monocytogenes, Pseudomonas putida y Staphylococcus aureus, incluyendo cepas resistentes a la meticilina (MRSA). Aunque el tomillo puede tener aplicaciones terapéuticas, se requieren más investigaciones para determinar las mejores prácticas. No hay pautas sobre la dosis de tomillo o suplementos de tomillo como antibióticos, pero el tomillo es una adición saludable a una dieta equilibrada.

7. Oroense de Canadá

Los compuestos bioactivos del oroense de Canadá poseen propiedades antibacterianas. Algunas personas utilizan el oroense de Canadá para tratar trastornos digestivos y enfermedades de la piel. Se ha sugerido que puede ayudar a tratar infecciones del tracto urinario al prevenir que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga. Sin embargo, la investigación sobre los beneficios y riesgos del oroense de Canadá en humanos es limitada. Está disponible como suplemento dietético, pero no hay evidencia científica que respalde su uso para fines relacionados con la salud.

8. Orégano

La investigación sugiere que el aceite de orégano tiene un efecto antibiótico, probablemente debido a un compuesto llamado carvacrol. Un estudio indica que el aceite de orégano puede ser efectivo contra Streptococcus mutans, una bacteria responsable de las caries dentales. El orégano fresco o seco se puede agregar a los alimentos, y también está disponible como suplemento dietético o aceites esenciales. Sin embargo, faltan pruebas científicas sobre los tipos específicos de orégano o cómo utilizar sus propiedades antibióticas.

- Publicidad -

9. Clavo de olor

En el aceite esencial de clavo de olor, un compuesto llamado eugenol actúa como un antibacteriano. Las investigaciones demuestran que el eugenol es efectivo contra Staphylococcus aureus y E. coli. Aunque los sustitutos de los antibióticos podrían utilizar el clavo de olor en el futuro, se requieren más estudios en humanos. Actualmente, no hay suficiente información sobre cómo utilizar el clavo de olor con fines antibacterianos.

Riesgos del uso de alimentos como propiedades antibióticas

Incluso los productos naturales pueden ser perjudiciales, especialmente si se toman en dosis altas, durante un período prolongado o en personas con ciertas enfermedades subyacentes. Pueden causar efectos secundarios e interferir con otros suplementos alimentarios o medicamentos. Por lo tanto, es importante leer detenidamente las etiquetas y discutir los suplementos alimentarios con un profesional de la salud.

Cuándo Usar Antibióticos Recetados

Un profesional de la salud puede prescribir antibióticos para otras infecciones bacterianas, especialmente si existe un alto riesgo debido a una enfermedad grave, una cirugía o quimioterapia. Los antibióticos naturales no pueden reemplazar a los antibióticos recetados. Un profesional de la salud puede evaluar la situación y determinar si se necesita un antibiótico recetado y cuál es el más probable que sea efectivo. En estos casos, es importante tomarlos exactamente como se indica.

Muchos alimentos poseen propiedades antibióticas naturales. Estos alimentos también tienen otros beneficios para la salud, como ayudar a prevenir enfermedades e infecciones. Sin embargo, los antibióticos naturales no pueden reemplazar los medicamentos recetados. Si tienes una infección bacteriana, es recomendable consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico. Solo él podrá determinar si necesitas antibióticos u otros tratamientos.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados