Bienestar

Zumo de limón y otros 8 consejos para evitar la caída del cabello de forma natural

La caída del cabello va en aumento y, aunque no tenga un efecto físico directo sobre la salud, su impacto emocional puede ser importante. Hay varias razones para la caída del cabello: genética, desequilibrios hormonales, hongos en el cuero cabelludo, estrés, enfermedades autoinmunes y deficiencias nutricionales, pero hay algunas cosas que se pueden hacer para que el cabello vuelva a crecer de forma natural.

¿Qué es la caída del cabello?

La caída del cabello puede clasificarse según varios síntomas. La calvicie de patrón masculino o femenino, también conocida como alopecia androgénica, es más común en hombres mayores de 50 años y en mujeres que ya han pasado por la menopausia.

Calvicie masculina

Las causas de la calvicie masculina son las siguientes:

  • genética
  • trastornos de la tiroides
  • medicación
  • trastornos nutricionales
  • altos niveles de hormonas sexuales llamadas andrógenos

Calvicie femenina

Las mujeres son menos propensas a quedarse completamente calvas, pero es habitual que experimenten un adelgazamiento del cabello. Los médicos dividen la calvicie femenina en tres tipos:

  • Tipo I. Se trata de la aparición de un ligero adelgazamiento alrededor de la línea del cabello.
  • Tipo II. Se trata de un ensanchamiento de la separación y un mayor adelgazamiento alrededor de la misma.
  • Tipo III. Se trata de un adelgazamiento generalizado, con transparencia en la parte superior del cuero cabelludo.

La calvicie femenina puede ser natural, estar relacionada con la genética, ser un efecto secundario de la medicación o el tratamiento, o deberse a los cambios hormonales causados por el embarazo o la menopausia. Las mujeres son menos propensas a experimentar el adelgazamiento del cabello a los veinte años y, en cambio, pueden empezar a ver los síntomas a partir de los cuarenta, los cincuenta y más.

Consejos para hacer crecer el cabello de forma natural

  1. Masaje

El masaje del cuero cabelludo, que puede utilizarse junto con aceites y mascarillas capilares, estimula el cuero cabelludo y puede mejorar el grosor del cabello. Se cree que el esfuerzo durante el masaje favorece el crecimiento y el grosor del vello en las células de la papila dérmica, situadas en la parte inferior del folículo piloso. Estas células desempeñan un papel fundamental en la formación del cabello, en su crecimiento y en el ciclo de caída y recrecimiento del mismo.

También se sabe que el masaje mejora el flujo sanguíneo y la salud del cuero cabelludo. Un estudio de 2019 descubrió que el crecimiento del cabello mejoró el flujo sanguíneo y la salud del cuero cabelludo. Tomarse el tiempo para masajear el cuero cabelludo cada día también puede ayudar a aliviar el estrés y la tensión, una ventaja añadida si estas emociones son las causantes de la caída del cabello.

Masajea el cuero cabelludo con las yemas de los dedos, no con las uñas. Pase en pequeños círculos sobre el cuero cabelludo, ejerciendo una presión de ligera a media. Aunque no hay una cantidad de tiempo establecida para realizar un masaje del cuero cabelludo, cada masaje del cuero cabelludo se realizó diariamente durante 4 minutos en un período de 24 semanas en el estudio de 2019 mencionado anteriormente.

En resumen: sea paciente y coherente.

  1. Aloe vera

El aloe vera se utiliza desde hace tiempo para tratar la caída del cabello. También alivia el cuero cabelludo y acondiciona el cabello. Puede reducir la caspa y desbloquear los folículos pilosos que pueden estar obstruidos por el exceso de grasa. Puede aplicar gel de aloe vera puro en el cuero cabelludo y el cabello varias veces a la semana. También puede utilizar un champú y un acondicionador que contengan aloe vera.

  1. Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos, llamados ácido láurico, que penetran en el tallo del cabello y reducen la pérdida de proteínas del mismo. El aceite de coco se puede utilizar antes o después de lavar el cabello, dependiendo del tipo de cabello. Si su cabello tiende a ser graso, puede realizar un tratamiento sin enjuague durante la noche o unas horas antes de lavarlo.

Masajee el cuero cabelludo y todo el cabello con aceite de coco. Si su cabello es seco, también puede utilizarlo como tratamiento sin enjuague. Es necesario investigar más sobre el aceite de coco como promotor del crecimiento del cabello, pero se ha demostrado que lubrica el tallo del cabello y evita su rotura. Un estudio también descubrió que el coco aplicado al cuero cabelludo ayuda a enriquecer el microbioma del cuero cabelludo, haciendo que el cuero cabelludo y los folículos pilosos sean más saludables.

  1. Aceite de pescado

El consumo de ácidos grasos omega puede ayudar a mejorar el cabello desde dentro hacia fuera, ya que están repletos de nutrientes y proteínas. Tomar un suplemento de omega, junto con antioxidantes, ayuda a mejorar la densidad y el diámetro del cabello. También reduce la caída del cabello. Los ácidos grasos omega ayudan a que las células funcionen correctamente y pueden reforzar la inmunidad, lo que conduce a una mejor salud general. Debe seguir la dosis recomendada por el fabricante y consultar a su médico antes de introducir cualquier nuevo suplemento en su dieta.

  1. Ginseng

Tomar suplementos de ginseng puede favorecer el crecimiento del cabello al estimular los folículos pilosos. Los ginsenósidos son los componentes activos del ginseng y se cree que son los responsables del efecto positivo sobre el cabello. Siempre hay que tomar los suplementos según las indicaciones y asegurarse de que no se produzcan efectos secundarios.

  1. Jugo de cebolla

Si puede soportar el olor del jugo de cebolla, es posible que los beneficios valgan la pena. Se ha demostrado que el zumo de cebolla favorece el crecimiento del cabello y trata con éxito la alopecia areata, una enfermedad autoinmune en la que el organismo ataca los folículos pilosos y provoca la caída del cabello en diversas partes del cuerpo. También se cree que el jugo de cebolla mejora la circulación. Los estudios en animales muestran una mejora del factor de crecimiento de los queratinocitos, un importante mediador del desarrollo y el crecimiento del folículo piloso. Para consumir el zumo de cebolla, licúe unas cuantas cebollas y exprima el zumo. Aplique el zumo sobre el cuero cabelludo y el cabello y déjelo actuar durante al menos 15 minutos. Después, siga con un champú.

  1. Aceite de romero

El romero es un aceite esencial común que la gente utiliza para promover el crecimiento del cabello y reducir su pérdida. Se ha descubierto que el aceite de romero estimula el crecimiento de nuevos cabellos e incluso puede utilizarse para tratar la alopecia androgenética. Mezcle unas gotas de aceite de romero en un aceite portador, como el aceite de argán o el de jojoba, y masajee el cabello y el cuero cabelludo antes de enjuagarlo. Puede hacerlo varias veces a la semana.

También puede añadir unas gotas de aceite de romero a su champú y acondicionador diariamente. Sin embargo, no debe utilizar los aceites esenciales directamente sobre la piel, y siempre debe mezclarlos en un aceite portador o en un champú.

  1. Aceite de geranio

El geranio, o Pelargonium graveolens, es una planta aromática originaria de Sudáfrica. El aceite de geranio es el aceite esencial concentrado que se extrae de sus hojas. Puede utilizar el aceite de geranio para promover el crecimiento del cabello y estimular la circulación. Mezcle tres gotas de aceite esencial de geranio con ocho gotas de un aceite vehicular y aplíquelo directamente sobre el cabello. También puede añadir unas gotas a su champú y acondicionador.

El aceite de geranio puede ayudar a fortalecer, hidratar y restaurar el cabello.

  1. Limón

Puede utilizar zumo de limón fresco o aceite de limón, ya que se ha comprobado que ambos mejoran la calidad y el crecimiento del cabello. El aceite de limón puede ayudarle a mantener un cuero cabelludo sano y fomentar el crecimiento del cabello. Aplicar zumo de limón fresco sobre el cuero cabelludo y el cabello 15 minutos antes del champú. También puede utilizar el aceite esencial de limón diluido en un aceite portador como parte de una mascarilla capilar.

¿Puedo utilizar los métodos naturales de crecimiento del cabello con otros tratamientos?

El crecimiento natural del cabello a menudo requiere un enfoque múltiple, lo que significa que puede ser necesario combinar diferentes enfoques para obtener los mejores resultados. Si actualmente está siendo tratado por un médico para la caída del cabello y desea combinar los métodos naturales con su tratamiento médico, hable con su médico para asegurarse de que no hay posibles problemas o contraindicaciones.

¿Qué causa la caída del cabello?

La caída del cabello puede tener múltiples causas. En algunos casos, existe un componente genético. En otros casos, es el resultado de una enfermedad autoinmune, altos niveles de estrés, una cirugía o enfermedad reciente, daños en el cabello por decoloraciones o tintes, enfermedades del cuero cabelludo o deficiencias de vitaminas. La caída del cabello también puede producirse como respuesta a desequilibrios hormonales o problemas de tiroides. Tirar del pelo y llevar peinados apretados también puede contribuir a la caída del cabello con el tiempo.

En resumen

Si quiere mejorar su cabello, haga un plan y sea constante. Recuerde que los tratamientos pueden tardar unos meses en mostrar resultados visibles. Sea creativo con los remedios y mézclelos tanto como quiera. Es importante que dedique un tiempo diario a nutrir su cabello. Esto y el autocuidado son beneficiosos si su pérdida de cabello está relacionada con problemas emocionales o estrés. Haga todo lo posible por mantener un estilo de vida saludable que complemente su plan de tratamiento capilar. Si estos métodos naturales no le funcionan, hable con su médico sobre la medicación o los procedimientos.

Puede interesarle: Alimentos que te dan felicidad y otros que te entristecen

Síguenos en Google Noticias