Salud

Las 7 razones por las que los «no fumadores» padecen cáncer de pulmón

Durante lo que pareció una eternidad, el tabaquismo y el cáncer de pulmón parecían ir de la mano. Hoy, las estadísticas revelan una tendencia desconcertante: Cada vez son más las personas que nunca han fumado que desarrollan un cáncer de pulmón. ¿Por qué?

Si nunca ha fumado un cigarrillo, podría pensar que está a salvo del cáncer de pulmón. Pero, según estadísticas recientes, se equivocaría. Aunque el tabaquismo es el principal factor de riesgo del cáncer de pulmón, investigaciones recientes demuestran que las tasas de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado (también conocidas como no fumadores) están aumentando constantemente.

Según un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute, se estima que entre el 10 y el 15% de los cánceres de pulmón se dan en personas que nunca han fumado, y la incidencia del cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP; el tipo más común) en personas que nunca han fumado está aumentando, incrementándose un 8% entre 1990 y 1995 y un 14% entre 2011 y 2013. De hecho, hasta el 20% de las personas que mueren de cáncer de pulmón cada año no han fumado nunca ni han consumido ninguna forma de tabaco.

Las mujeres no fumadoras tienen el doble de riesgo de cáncer de pulmón que los hombres

Según las estadísticas, las mujeres que nunca han fumado tienen el doble de probabilidades de desarrollar un cáncer de pulmón que los hombres. De hecho, un estudio publicado en septiembre de 2020 en la revista Lung Cancer Management descubrió que casi la mitad de las mujeres diagnosticadas con cáncer de pulmón en todo el mundo nunca han fumado, en comparación con sólo el 15-20% de los hombres.

¿Qué explica el aumento de casos entre los que nunca han fumado?  La explicación es compleja, probablemente debido a muchos factores, y no se comprende del todo. Los investigadores saben muy poco acerca de por qué está ocurriendo esto y por qué parece estar ocurriendo a un ritmo mayor ahora que en el pasado.

Las 7 razones por las que más personas que nunca han fumado padecen cáncer de pulmón

Es probable que haya muchas causas que contribuyan al aumento de los casos de cáncer de pulmón entre los no fumadores. He aquí algunas posibles razones:

  1. Bajo porcentaje de fumadores

El número de personas que nunca han fumado en la población general es mayor hoy en día que en cualquier otro momento de los últimos 100 años, ya que las tasas de tabaquismo han descendido a cerca del 20% de la población adulta. Así, al haber menos personas con antecedentes de tabaquismo, hay más posibilidades de diagnosticar un cáncer de pulmón que no sea atribuible al tabaquismo.

2. Fumadores pasivos

El tabaquismo pasivo, es decir, el humo del cigarrillo o del producto del tabaco de otra persona, es responsable de una cantidad significativa de cáncer de pulmón. Los investigadores también están interesados en el impacto del «humo de tercera mano». Es la película de nicotina y sustancias químicas que puede quedar en las paredes, los muebles, la ropa y otras superficies.

3. Mutaciones genéticas

Las personas que nunca han fumado tienen más probabilidades de presentar mutaciones genéticas (cambios en el ADN que compone un gen) que contribuyen al desarrollo del cáncer. Muchos cánceres de pulmón de los no fumadores albergan mutaciones genéticas conocidas como «mutaciones conductoras». Éstas hacen que las células pulmonares, por lo demás sanas, se vuelvan cancerosas. Pero los investigadores no saben qué causa el desarrollo de estas mutaciones. Las mutaciones más comunes en los no fumadores que desarrollan cáncer de pulmón incluyen anomalías en los genes EGFR, ALK, ROS1 y otros. La buena noticia es que existen medicamentos y terapias que se dirigen a muchas de estas mutaciones.

  1. Exposición al radón

El radón es un gas radiactivo natural que se filtra en los hogares desde el suelo. La exposición al radón es la segunda causa más común de cáncer de pulmón, pero la más frecuente en los no fumadores. Algunos estudios recientes, como el publicado en Scientific Reports en septiembre de 2019, han sugerido que las prácticas de construcción modernas han provocado un aumento de la cantidad de concentración de radón en los hogares.

  1. Historia familiar

Las personas con antecedentes familiares de cáncer de pulmón tienen un mayor riesgo de desarrollarlo. Esto es especialmente cierto si tiene un familiar de primer grado (un padre, un hermano o un hijo) que haya desarrollado un cáncer de pulmón antes de los 50 años.

  1. Más proyecciones

Es posible que los médicos estén detectando más cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado, debido al mayor uso de tecnologías de detección. Los médicos examinan a la gente por tantas cosas que no tienen nada que ver con el cáncer de pulmón que acaban encontrando cosas por casualidad. Los cálculos renales de una persona pueden salvarle la vida si se advierte una mancha en el pulmón y se siguen el diagnóstico y los cuidados adecuados.

  1. Otros contaminantes ambientales

Otros factores ambientales, como la exposición a la contaminación atmosférica, los gases de escape de los motores diésel, el amianto y el arsénico, pueden provocar cáncer de pulmón en los no fumadores.

¿Cómo puede reducir las posibilidades de desarrollar un cáncer de pulmón?

Los no fumadores pueden ayudar a reducir su riesgo de cáncer de pulmón evitando ser fumadores pasivos y la exposición al radón u otros contaminantes nocivos. También es importante acudir al médico si se presentan los primeros síntomas, ya que el cáncer de pulmón, en particular, es una enfermedad más tratable cuando se detecta a tiempo.

Puede interesarle: Cáncer de pulmón y la inmunoterapia: pacientes que no pueden recibirla